Diario Sur

Muere a los 66 años Martin McGuinness, líder histórico del IRA

video

Martin McGuinness. / Reuters I Atlas

  • Su papel positivo en el proceso de paz no borra los rasgos tenebrosos de su trayectoria

Martin McGuinness, líder histórico del IRA y del Sinn Féin, y ex viceministro principal de Irlanda del Norte, ha fallecido a la edad de 66 años, como consecuencia de una enfermedad congénita del corazón. Fue, junto a Gerry Adams, el rostro visible del movimiento republicano irlandés desde los años ochenta y durante el proceso de paz.

Nacido en una familia numerosa del barrio católico conocido como 'Bogside' en la ciudad de Derry, o Londonderry, McGuinness era aprendiz en una carnicería cuando la región cayó en el desorden por la incapacidad del régimen unionista establecido en el norte desde los años veinte para emprender reformas rápidas ante la demanda de igualdad política y social de los católicos.

Surgió un unionismo probritánico radical en torno al furibundo predicador presbiteriano, Ian Paisley, que incitó el enfrentamiento con los manifestantes favorables a la igualdad de derechos. El agonizante IRA, que tras sucesivas derrotas en la guerra civil irlandesa y en campañas terroristas evolucionó hacia el izquierdismo y el abandono de las tácticas guerrilleras, fue recreado en torno a la tensión nacionalista y sectaria. Las fuerzas de seguridad regionales estaban formadas por mayorías aplastantes de protestantes.

De aprendiz en una carnicería a segundo jefe del IRA en Derrry, McGuinness ascendió rápidamente en el escalafón social de su ciudad, donde se produjeron los primeros enfrentamientos generalizados entre población católica y fuerzas de seguridad. Con 22 años ya era transportado a Londres para formar parte de una delegación del IRA que negoció una fallida tregua con el Gobierno británico.

Medios de comunicación de Irlanda del Norte son aún demandados legalmente por miembros del 'movimiento republicano' que tras haber declarado repetidamente su adhesión al IRA se querellan por ser descritos como miembros del grupo terrorista. Gerry Adams niega haber sido miembro del IRA. Martin McGuinness decía que lo fue hasta 1974. Fue condenado dos veces, las dos en la República de Irlanda.

Nadie realmente lo cree. El IRA Provisional de Adams y McGuinness fue reorganizado en los años setenta estableciendo un desdoblamiento en el que el Sinn Féin se entendía como el aparato de publicidad del IRA, ambos, rama política y rama militar, dirigidos por el Consejo Militar. Por eso, todos los observadores han considerado que Adams y McGuinness no son políticos que llevaron al IRA a la paz sino los dirigentes máximos del grupo terrorista durante décadas.

La trayectoria de McGuinness a lo largo del proceso de paz lo ha señalado como una persona singular dentro del movimiento republicano irlandés. Mantuvo desde los años ochenta un canal abierto de comunicación con un emisario de los servicios británicos de inteligencia, tiene la reputación de haber liderado el voto en las grandes decisiones internas del IRA en favor del abandono del terrorismo.

Fe y crimen

En la formación de una pareja cómica, se les llamaba los 'hermanos de la risa', entre Ian Paisley y Martin McGuinness cuando ambos ocuparon las máximas posiciones en el Gobierno compartido de Irlanda del Norte ilustró el gran cambio en la provincia pero irritó a quienes veían el triunfo final de las dos fuerzas más sectarias de la política local, de quienes más habían contribuido a la tragedia norirlandesa.

McGuinness ofreció a sus vecinos un horizonte de política pacífica. Acudió a recepciones de la reina, entabló relaciones con la comunidad unionista y protestante. Mantuvo hasta su muerte la fe y la práctica religiosa. La multitud de crímenes de los que habría sido responsable no parecían perturbarle. En ningún discurso público mostró duda sobre la corrección del camino que había recorrido.

El descubrimiento de su enfermedad coincidió, el pasado año, con una crisis de confianza en el Ejecutivo autonómico. McGuinness dimitió de su puesto, provocando nuevas elecciones. El jueves se cumplen las tres semanas legales desde los comicios para la formación de un nuevo Gobierno. Y no hay señales de que habrá acuerdo.

El Sinn Féin obtuvo un muy buen resultado. Gerry Adams dijo que las elecciones habían estado marcadas por la enfermedad de McGuinness. Otra generación, la de la unionista Arlene Foster y la republicana Michelle O'Neill, afectadaS familiarmente por el conflicto pero no partícipes, se encargará de reconstruir las instituciones.