Diario Sur

La UE guarda el TTIP en el «congelador» a la espera de conocer los planes de Trump

El secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, junto a su homólogo galo, durante un encuentro sobre el TTIP en Bruselas
El secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, junto a su homólogo galo, durante un encuentro sobre el TTIP en Bruselas / Olivier Hoslet (Efe)
  • Bruselas paraliza la negociación del tratado de libre comercio con EE UU y no espera que se recupere durante varios años tras las declaraciones de Trump durante la campaña presidencial

La Unión Europea (UE) ha metido el acuerdo de libre comercio e inversiones que negocia desde 2013 con Estados Unidos (TTIP) en el "congelador" a la espera de conocer la dirección de la política comercial del presidente electo de ese país, el republicano Donald Trump.

"Durante bastante tiempo el TTIP estará en el congelador; lo que ocurra cuando se descongele es algo que tendremos que esperar para ver", declaró este viernes la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, en una rueda de prensa al término de un Consejo de Ministros comunitarios del ramo.

Los ministros tuvieron la oportunidad de escuchar de la Comisión Europea (CE) un balance de las negociaciones y debatir por primera vez su futuro tras las elecciones presidenciales estadounidenses. "Creo que deberíamos ser realistas: no creo que veamos la reanudación de las negociaciones del TTIP en bastante tiempo", aseveró la comisaria.

Malmström dijo que ya no habrá más rondas de negociación bajo la actual Administración de Barack Obama, pero sí algunos "contactos técnicos" para ver a finales de año "dónde estamos" y "cómo podemos salvaguardar los progresos que se han hecho". "Entonces habrá una pausa natural y tendremos que ver con la nueva Administración lo que pasa. Es razonable pensar que habrá una pausa; lo larga que sea, está por ver", comentó.

Para Malmström, este acuerdo sigue teniendo "mucho sentido", por lo que la UE estará preparada "para reanudar las negociaciones cuando la nueva Administración crea que está lista, pero la pelota está en su tejado".

Ni siquiera lo mencionó en campaña

Respecto a la postura crítica que Trump ha mantenido durante su campaña electoral sobre las políticas comerciales globalizadoras, la comisaria recordó que "ha decidido parar todo lo relacionado con el TPP" (Acuerdo de Asociación Transpacífico) y "renegociar el Nafta" (Tratado de Libre Comercio de América del Norte).

"No ha hecho referencia ni una sola vez en su campaña al TTIP, por lo que no sabemos lo que piensa sobre este acuerdo", puntualizó, y agregó que "ni siquiera ha sido un gran asunto en EEUU antes de la campaña". "Ha hecho referencias a que, en principio, no le gustan los grandes acuerdos regionales, pero simplemente no lo sabemos", agregó.

En opinión del secretario de Estado español de Comercio, Jaime García-Legaz, es "prematuro" decir que el TTIP está congelado. "Aún no hemos tenido la oportunidad de conocer la opinión de la nueva Administración", expuso y agregó que se trata de "un parón" y que "otra cosa es meterlo en un cajón". García-Legaz pidió no pensar que "determinados mensajes" lanzados por Trump en su campaña electoral vayan efectivamente a aplicarse. "Lo cierto es que se ha avanzado mucho en muchos capítulos", dijo el secretario de Estado español, aunque admitió: "otra cosa es que estemos muy lejos de ese acuerdo ambicioso".

Para García-Legaz, "lo más importante es el fondo, que es que el libre comercio es bueno para la UE", aunque al mismo tiempo instó a "cuidar más los efectos". "Algunos sectores lo pasan regular y otros mal. Hay que cuidar a las personas y sectores que puedan sufrir los efectos", consideró.

El ministro eslovaco de Economía, Peter Ziga, cuyo país preside este semestre la UE, opinó que no será necesario cambiar el mandato de negociación dado por los países a la Comisión para negociar el TTIP en su nombre. "Corresponde al equipo de negociación y a la comisaria ver si es posible empezar a trabajar de nuevo", recalcó.

Entre tanto, Malmström dejó claro que la UE seguirá trabajando en otros acuerdos comerciales en ciernes, con Japón y cuatro países del Mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay), en los está "haciendo buenos progresos". Sobre el acuerdo recientemente firmado con Canadá –no sin obstáculos de parte de la sociedad civil y de la región belga de Valonia–, Ziga indicó que trataron la importancia de "informar más a la opinión pública" sobre los beneficios de ese tipo de pactos.