Diario Sur

Mogherini avisa de que la seguridad de Europa «importa hoy más que en la Guerra Fría»

Federica Mogherini, Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE.
Federica Mogherini, Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE. / François Lenoir (Reuters)
  • Defiende explorar instrumentos de financiación colectiva para invertir en la industria europea de defensa

La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, ha avisado de que la seguridad de Europa en la actualidad "importa incluso más que durante la Guerra Fría" y ha confiado en que los países de la Unión Europea den "un gran salto adelante hacia una Unión de la Seguridad y Defensa" en la cumbre de marzo en Roma que marcará el 60 aniversario del nacimiento del proyecto europeo.

"En el mundo actual, la seguridad importa incluso más que durante la Guerra Fría. Europa y los europeos tienen la responsabilidad y también la oportunidad de encontrar nuestra propia forma de garantizar la seguridad", ha subrayado la jefa de la diplomacia europea durante la conferencia anual de la Agencia Europea de Defensa (EDA), en la que ha subrayado la necesidad de que la UE dé pasos para garantizar su "autonomía estratégica" para poder actuar cuando sea necesario y ser "un proveedor de seguridad".

"Lo que nuestros ciudadanos necesitan no es un debate teórico sin fin, ya sea sobre un Ejército europeo o un cambio en los Tratados. Lo que tenemos que hacer es usar los instrumentos, todo el potencial, todas las herramientas que ya tenemos", ha remachado, recordando que el Tratado de Lisboa incorpora instrumentos para avanzar en la cooperación en defensa que no han sido utilizados "plenamente" porque la UE se centró en "la crisis económica y financiera" en los últimos años pero "es una cuestión solo de voluntad política".

"Hoy nos enfrentamos a una crisis de seguridad", ha alertado. "Hay que hacerlo y hacerlo ahora", ha remachado, dejando claro que para tener "una relación saludable con Estados Unidos" se necesita "una Europa fuerte en defensa".

Mogherini ha considerado que "no hay duda" de que la OTAN seguirá siendo "la piedra angular de nuestra seguridad colectiva, como ha sido durante casi 70 años en Europa" pero ha justificado la autonomía estratégica del continente para garantizar "la capacidad de ser un socio fiable, cuidar nuestra seguridad y la de nuestra región, en la que estamos llamados a asumir una mayor responsabilidad en nuestro propio interés" utilizando todas las herramientas europeas, que combinan "poder duro y blando" y ha apelado a "trabajar juntos" con la OTAN para responder a las diferentes amenazas y crisis.

"Nuestra región es la más conflictiva del mundo", ha avisado. "Y nuestros socios, fuera de la Unión, nos piden, esperan de nosotros, que seamos un proveedor de seguridad global (...) y un socio fiable en seguridad", ha recalcado, avisando que la seguridad interna europea está "muy vinculada" al exterior tras evocar los atentados terroristas recientes en Europa.

Mogherini ha recordado que se discuten opciones como flexibilizar el uso de los grupos de combate tácticos de la UE que nunca han sido utilizados y mejorar la planificación y ejecución de las operaciones europeas, algo que no pasa por crear un cuartel militar como tiene la OTAN y también se explora "una revisión anual en defensa" de las capacidades de los Estados miembro, algo que podría facilitar los "programas conjuntos" y se podría "contemplar algún tipo de solidaridad financiera para proyectos de defensa común, así como un abanico de opciones de financiación colectiva más amplio", ha explicado.

La comisaria de Industria y Mercado Interior, Elzbieta Bienkowska, avanzó este miércoles que planteará a finales de noviembre la "posibilidad" de crear un fondo europeo para financiar capacidades de defensa conjuntas en la Unión Europea --idea avanzada por el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker en su discurso sobre el Estado de la Unión-- y exploran vías de financiación para apoyar a las pymes del sector de defensa en Europa, "especialmente" a través del Banco Europeo de Inversiones.

Rechaza la carrera armamentística

La jefa de la diplomacia europea ha insistido en que Europa tiene que invertir "ahora" en las tecnologías clave del futuro como las tecnologías para resistir ciberataques e invertir "más y mejor" en la industria de defensa europea y su base tecnológica e innovadora, de la que depende la autonomía estratégica europea y algo que hay que hacer de forma conjunta si se quiere mejorar el rendimiento de la inversión y hacer economías de escala.

"No hablamos de una carrera armamentística", ha puntualizado la jefa de la diplomacia europea, que ha defendido "el potencial enorme" que tendría el lanzamiento de "un programa de investigación en defensa" europeo.

Un centenar de activistas pacíficos han conseguido bloquear, a pesar del fuerte perímetro de seguridad policial desplegado, el acceso al edificio principal de la Comisión Europea y el edificio contiguo que acoge la Conferencia Anual de la EDA, donde se han concentrado para protestar contra la idea de que la UE "por primera vez" en su historia "subsidie" la industria del armamento europea y han denunciado que empresas como Airbus, Patria y Kraus Maffei "están convirtiendo la guerra en beneficio".

"Las armas europeas están siendo utilizadas en todo el mundo para bombardear, disparar y matar a gente", han denunciado en un panfleto que han repartido, entre grito de "dinero para la paz y no la guerra".

"No se trata de subsidiar o financiar la industria de armas. De lo que hablamos es de facilitar la cooperación entre los Estados miembro para que puedan desarrollar las capacidades comunes de defensa necesarias", ha replicado la portavoz de Industria y Mercado Interior del Ejecutivo comunitario en rueda de prensa, Lucia Caudet, que ha dejado claro que la única propuesta de momento formal que ha hecho el Ejecutivo comunitario es "poder utilizar por primera vez" presupuesto europeo para "financiar la investigación en materia de defensa".

El Ejecutivo comunitario ha planteado destinar una partida de 25 millones para financiar la investigación en defensa en 2017, aunque se prevé que destine un total de 90 millones para los próximos tres años en el marco de la acción preparatoria acordada por los líderes europeos en 2013 y que debe allanar el camino a un programa propio de ayudas a la investigación en defensa, más importante, a partir de 2021.

Este programa debería contar con al menos 3.500 millones de euros del presupuesto comunitario entre 2021 y 2027, según recomendó en febrero el grupo de expertos que asesora a la Comisión en la materia, entre ellos el consejero delegado de Indra, Fernando Abril Martorell.

La portavoz comunitaria ha dejado claro que esta cifra, que ha sido "mencionada por los manifestantes", "no es una propuesta por la Comisión Europea" sino por los expertos. "No hemos hecho ninguna propuesta más allá del año 2017", ha zanjado.