Trump se plantea el bloqueo comercial total a Pyongyang

El presidente norteamericano insinúa que no descarta un ataque y afirma que las acciones de Corea del Norte son «hostiles»

R. C.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, alertó ayer de que evalúa suspender el comercio con cualquier país que haga negocios con Pyongyang e insinuó que no descarta un ataque a Corea del Norte tras el nuevo test del régimen de Kim Jong-un, que ha probado su bomba atómica más potente hasta la fecha.

Al condenar ese último ensayo y tildar a Corea del Norte de nación «al margen de la ley», Trump también reprendió directamente a los gobiernos de Seúl y Pekín, al argumentar que los intentos de «apaciguar» a Pyongyang no están funcionando porque, a su juicio, «¡ellos (los norcoreanos) solo entienden una cosa!».

«Corea del Norte ha realizado un importante ensayo nuclear. Sus palabras y acciones continúan siendo muy hostiles y peligrosas para Estados Unidos», subrayó Trump en sus primeros mensajes matutinos sobre la cuestión publicados en su cuenta de la red social Twitter. Horas más tarde, en otro tuit, Trump reveló que «Estados Unidos está considerando detener todo el comercio con cualquier país que haga negocios con Corea del Norte».

Mientras, el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, indicó en una entrevista con la cadena Fox que planea elaborar un borrador con nuevas sanciones para Corea del Norte y ponerlo a disposición de Trump para que lo estudie. «Podemos hacer mucho para aislarlos (a Corea del Norte) económicamente, mucho más de lo que ya hemos hecho», enfatizó Mnuchin. «Vamos a trabajar con nuestros aliados» y con China, pero es necesario «aislar económicamente a Corea del Norte», agregó el secretario del Tesoro.

Trump ha cuestionado en reiteradas ocasiones los esfuerzos de Pekín para contener a Pyongyang y ayer volvió a señalar, en un tuit, que el régimen norcoreano «se ha convertido en una amenaza y una vergüenza para China, que trata de ayudar pero con poco éxito». La novedad son los reproches que lanzó ayer a Trump a Corea del Sur, país del que ha dicho que «se está dando cuenta», tal como él les avisó, de que «sus conversaciones para apaciguar a Corea del Norte no funcionarán», porque «¡ellos (los norcoreanos) solo entienden una cosa!». La reprimenda a Seúl y la amenaza de cortar lazos comerciales coinciden con la publicación en varios medios de que Trump planea retirar a Estados Unidos del acuerdo comercial bilateral firmado con Corea del Sur y que entró en vigor en 2012.

Fotos

Vídeos