Trump y Netanyahu sellan su alianza

El presidente dice que «puede que vaya» a Israel para inaugurar la nueva embajada de EE UU en Jerusalén y certificar así su posición projudía

MERCEDES GALLEGO NUEVA YORK.

El encuentro no tenía previsto declaraciones, pero Donald Trump no podía dejar pasar la oportunidad de que las cámaras recogieran los halagados que le dedicaría Benyamin Netanyahu. Horas antes de que el primer ministro israelí aterrizara en Washington, la Casa Blanca invitó a la prensa a acompañarles al Despacho Oval. Las esposas, incómodas, vestidas ambas de celeste. Ellos, satisfechos por el buen curso de sus relaciones. Netanyahu es uno de los líderes de Oriente Próximo que antes aprendió a masajear el ego de Trump. «Ha hecho historia, nuestro pueblo le recordará durante generaciones», le aduló.

Frente a muchos otros asuntos de estado que han resultado más complicados de lo que pensaba, sacudir el avispero palestino solo le costó un discurso, en el que anunció que Jerusalén es la capital de Israel. Ayer el primer ministró judío le invitó a visitar su país en mayo de 2019 para inaugurar la nueva embajada estadounidense en la disputada ciudad santa. «Puede que vaya, puede que vaya», asintió Trump.

Presumía en esos momentos de haber «quitado de la mesa» el problema que entorpecía las negociaciones de paz entre Palestina e Israel. «Ahora los palestinos quieren volver a la mesa», aseguró. ¿Y si no lo hacen? «No habrá paz», zanjó. La resolución del conflicto más enconado del mundo le atrae precisamente por la ambición de apuntarse un tanto que muchos otros han perseguido. Consciente del incentivo de sentirse superior a los demás, Netanyahu le alabó nuevamente por haber hecho lo que otros sugirieron, pero nadie se atrevió a cumplir, mudar la embajada.

Según el estadounidense, se construirá en un tiempo récord a precio mínimo. «Hace unas semanas me pusieron un proyecto sobre la mesa de mil millones. ¿Mil millones?, les dije, ¿Pero qué vais a construir? Al final costará 250.000 dólares (202.000 euros). ¿Qué te parece?». Estupendo, por supuesto. A Netanyahu todo lo que dijera Trump le parecía bien.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos