Trump dice que «todas las opciones están en la mesa»

El presidente de EE UU ofrece su apoyo a Japón y advierte al régimen Pyongyang de que estas acciones solo aumentan su aislamiento

CAROLINE CONEJERO NUEVA YORK.

El lanzamiento del misil sobre Japón, el más provocativo hasta la fecha, envió un mensaje claro y alto de Corea del Norte ante cualquier desafío militar por parte de Estados Unidos y la comunidad internacional. El presidente Trump declaró que el mundo ha recibido el mensaje de Pyongyang mostrando su desprecio a los mínimos estándares de comportamiento internacional aceptables y que estas acciones de amenaza y desestabilización sólo incrementan su aislamiento en la región y en el mundo.

Trump aseguró al primer ministro japonés Shinzo Abe que Estados Unidos apoya «cien por cien a Japón» y que se mantendrá la presión sobre la grave y creciente amenaza directa de Corea del Norte. Pero el Dow Jones y el Nikkei abrieron con fuertes caídas de hasta tres dígitos, con el dólar por debajo del yen, tras las declaraciones del magnate en las que señalaba que todas las opciones están sobre la mesa. Aunque el mensaje del presidente, mucho más sobrio que el de principios de agosto incluía la opción militar contra Corea del Norte, la posibilidad de un ataque preventivo para frenar la escalda nuclear se considera poco probable.

El lanzamiento en dirección a Japón era la respuesta de Kim Jong-un a las operaciones militares conjuntas de EE UU y Corea del Sur en la región, específicamente a las pruebas con cazabombarderos de Seúl en la frontera con el Norte. El último desafío de Pyongyang fue diseñado con calculada precisión política para crear la alarma militar necesaria sin apuntar directamente al objetivo. Corea del Norte, que mantiene la región como rehén en su creciente poder nuclear, advirtió con este último lanzamiento que continúa llevando la mano en el juego y que Estados Unidos debe medir cuidadosamente sus próximas acciones.

La fuerza de las sanciones

La comunidad internacional, que ha conminado a China a intensificar la presión sobre Corea del Norte, condenó la operación y reaccionó con alarma al creciente aumento de la tensión en la región. Por su parte, el primer ministro japonés pidió una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU.

El Consejo adoptó recientemente por unanimidad el paquete de sanciones más duras hasta la fecha contra Corea del Norte después de que con sus últimos misiles lograra demostrar su poder de alcance sobre el continente americano. El presidente del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara baja del Congreso, el republicano Ed Royce, señaló que se está trabajando con la banca internacional para bloquear el acceso de Pyongyang a fondos en metálico, vitales para el financiamiento de su costoso programa nuclear.

A pesar de la acalorada retórica, EE UU ha reiterado su preferencia por una solución diplomática y económica para enfrentarse a Corea del Norte, y recientemente el presidente y el secretario de Estado Rex Tillerson alababan el acatamiento de Corea del Norte de las sanciones internacionales y el haber pausado el lanzamiento de nuevos misiles.

Fotos

Vídeos