Trump apunta a una respuesta militar «en 24 o 48 horas»

Los críticos censuran al presidente de EE UU por admitir su deseo de repatriar las tropas y permitir que Damasco se sintiera fortalecido

MERCEDES GALLEGO CORRESPONSAL NUEVA YORK.

La historia se repite. Donald Trump creó su propia trampa en Siria el domingo al prometer que el país árabe pagará «un gran precio» por su último ataque químico contra civiles, tal y como su antecesor, Barack Obama, se condenó con la famosa «línea roja» de responder a un ataque con armas químicas contra civiles que luego incumplió. Trump lo sabe. «Si el presidente Obama les hubiera hecho pagar el precio por cruzarla, el desastre sirio habría terminado hace mucho. ¡El animal de El-Asad sería historia!», tuiteó. La pregunta ahora es qué hará él para cumplir su amenaza.

Después de condenar de nuevo el ataque de Duma como «horrible» y «atroz», prometió que tomaría una decisión sobre la respuesta de EE UU en las próximas «24 o 48 horas». Washington averiguará si la acción fue obra «de los rusos, de Siria, de Irán o de los tres juntos». «Es una cuestión de humanidad y no se puede permitir que ocurra», defendió el mandatario, para añadir que no descarta opción alguna.

El jefe del Pentágono, James Mattis, advirtió ayer de que «cualquier cosa es posible». Tras los ataques de este fin de semana «no podemos descartar nada». El secretario de Defensa afirmó que lo sensato es que «lo primero que tenemos que mirar es por qué se siguen usando armas (químicas) cuando Rusia era el garante de que se habían eliminado, y trabajar con nuestros aliados de la OTAN, Catar y cualquier otro sitio para encarar esta situación».

Los evidentes deseos de Trump de sacar a las tropas de Siria -unos 2.000 efectivos- se habían encontrado con fuertes críticas de quienes creen que el fuego del Estado Islámico puede repuntar, para qué hablar de la crudeza de esa guerra civil. «El-Asad y sus apoyos rusos e iraníes le habían escuchado y se sintieron fortalecidos por la falta de acción estadounidense», criticó McCain, culpando implícitamente a la volatilidad de Trump del ataque.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos