Tres años sin respuestas para el MH17

Los reyes Guillermo y Máxima de Holanda, en la inauguración del monumento a las víctimas del MH17 en Vijfhuizen. :: remko de waal / efe
/
Los reyes Guillermo y Máxima de Holanda, en la inauguración del monumento a las víctimas del MH17 en Vijfhuizen. :: remko de waal / efe

Holanda y Ucrania recuerdan a los 298 fallecidos por el derribo del avión de Malaysia Airlines

RAFAEL M. MAÑUECO

moscú. Holanda y Ucrania recordaron ayer el tercer aniversario de la tragedia del vuelo MH17 de Malaysia Airlines en la que perdieron la vida 298 personas. El Boeing 777 cubría el 17 de julio de 2014 el trayecto entre Ámsterdam y Kuala Lumpur y fue derribado por un misil de fabricación rusa cuando sobrevolaba el este de Ucrania. El disparo, según las investigaciones, fue efectuado desde una lanzadera móvil 'Buk' perteneciente al Ejército ruso que estaba emplazada en una zona controlada por los rebeldes separatistas de Donetsk.

«Fue un crimen flagrante que podría haberse evitado si no hubiera habido una agresión rusa, equipamiento ruso y misiles rusos dirigidos desde territorio ruso», afirmó el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, en su cuenta de Facebook. Según sus palabras, Moscú «tendrá que responder por los crímenes cometidos». En Grábovo, en donde cayeron los restos de aparato hace tres años, unas 400 personas se manifestaron convocadas por las autoridades separatistas. En Rusia ningún dirigente recordó a las víctimas.

El principal acto de homenaje tuvo lugar en Holanda, en la localidad de Vijfhuizen, cercana al aeropuerto de Ámsterdam (Schiphol). El rey Guillermo y la reina Máxima inauguraron un monumento en recuerdo de los 298 fallecidos. Entre los cerca de 2.000 asistentes a la ceremonia estaban los familiares, que ya el domingo entregaron en la Embajada rusa en La Haya un comunicado pidiendo a Moscú que no obstaculice la investigación. La declaración deplora que Rusia haya impedido la creación de un tribunal internacional bajo el auspicio de la ONU que se encargue del caso y juzgue a los responsables de la terrible catástrofe. En el mensaje se acusa a las autoridades rusas de «esconder» a testigos e información clave y de presentar datos «manipulados o falsos» para dificultar las pesquisas.

LA CLAVE Estableció que el misil partió de una lanzadera móvil del Ejército ruso en el este rebelde ucraniano

Los países que más víctimas sufrieron fueron Holanda (192), Malasia (44) y Australia (27), además de viajeros procedentes de otros siete Estados. La mayor parte de estos países, además de Ucrania, constituyen el Equipo de Investigación Conjunto (JIT por sus siglas en inglés), organismo que, ante el veto de Rusia en el Consejo de Seguridad de la ONU a crear un tribunal internacional, decidió el pasado día 5 encargar a la Justicia holandesa que enjuicie a los implicados, cuya identidad sigue sin desvelarse.

El jueves, el ministro de Transporte de Malasia, Liow Ting Lai, afirmó que «este año o a principios del próximo (...) tal vez podamos ser capaces de identificar a los responsables y llevarlos ante la Justicia». El domingo, la ministra de Exteriores australiana, Julie Bishop, aseguró que el juicio será en Holanda en cualquier caso, aun en ausencia de los procesados. «Vamos a trabajar lo más duro que podamos para que las familias tengan justicia y pueda cerrar de algún modo esta atrocidad», dijo Bishop a la cadena australiana ABC. Según sus palabras, algunos de testigos están retenidos en Rusia.

En septiembre del año pasado, el JIT concluyó en un informe que el avión fue abatido por un misil lanzado desde un sistema antiaéreo 'Buk' cerca del poblado de Pervomaiski, zona bajo control de las milicias separatistas prorrusas. La investigación cree que hay un centenar de sospechosos de haber «jugado un papel activo» en la tragedia e incluso estableció quién era el jefe de la dotación de la lanzadera y a qué destacamento del Ejército ruso pertenecía, pero su nombre no se ha dado a conocer. Los militares rusos habrían creído que apuntaban a un transporte de tropas ucraniano. Tanto los rebeldes como Rusia niegan tener nada que ver con la catástrofe e intentan culpar a Ucrania.

Fotos

Vídeos