Texas contiene la respiración por el desbordamiento de dos embalses

Un grupo de personas abandona sus hogares caminando y en barcas en Houston. :: S. Olson / AFP/
Un grupo de personas abandona sus hogares caminando y en barcas en Houston. :: S. Olson / AFP

Trump y su esposa visitan las zonas devastadas por la tormenta 'Harvey', mientras continúa la alerta ante el riesgo de nuevas inundaciones

R. C. NUEVA YORK.

Las autoridades del condado de Brazoria, cercano a Houston (Texas) alertaban ayer de que los embalses Barker y Addicks se estaban desbordando por las lluvias torrenciales causadas por la tormenta 'Harvey' y, en consecuencia, ordenaron a los vecinos de la zona la evacuación inmediata. La Cruz Roja informó además de que 17.000 personas habían pasado la noche en albergues en Texas a causa de las inundaciones que afectan al sur del Estado. El jefe de policía de Houston explicó que, hasta ahora, las autoridades han rescatado a 3.500 personas pero el desbordamiento de las presas amenazaba con incrementar esa cifra .

El nivel del agua de la presa de Addicks, localizada a unos 31 kilómetros de Houston, ha superado su límite en 33 metros por primera vez en la historia, lo que supone una amenaza inmediata para las áreas residenciales y los parques que lo rodean. Durante toda la noche del lunes al martes se trató sin éxito de contener el agua de los embalses, abriendo sus compuertas para dejar salir el agua. Por el momento, las autoridades locales han confirmado la muerte de una decena de personas, al menos seis de ellas en los alrededores de Houston, la cuarta ciudad más poblada de Estados Unidos y donde las lluvias han provocado «catastróficas inundaciones».

Harvey tocó tierra en la pequeña ciudad de Rockport como huracán el viernes con vientos de 215 kilómetros por hora y una potencia de categoría 4 en la escala de intensidad de Saffir-Simpson, de un máximo de 5. Convertido ya en tormenta tropical, 'Harvey' ha sido el huracán más potente en llegar a Estados Unidos desde 2005 y a Texas desde 1961.

Tacones de aguja

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su mujer, Melania, se desplazaron ayer en avión a Corpus Christi, a unos 350 kilómetros de la ciudad de Houston, donde tenían previsto reunirse con organizaciones de ayuda a los damnificados, para dirigirse luego a Austin, más al norte.

El presidente iba vestido con un impermeable negro con capucha, pantalones caqui y una gorra con la inscripción 'USA'», pero la que levantó oleadas de críticas y chistes con su 'look' fue la primera dama. La exmodelo va siempre elegantemente vestida y peinada y ayer no fue la excepción. Fue fotografiada con altísimos tacones de aguja, completando un atuendo que incluía entallados pantalones negros, una chaqueta color verde militar y gafas de aviador.

«Melania parece 'Flood Watch Barbie', seguro que sus Loubs no son impermeables, chicas», dijo en Twitter la columnista Maria Del Russo. «¡La ayuda está en camino, Texas, no hay que preocuparse, Melania tiene sus tacones de aguja especiales», bromeó el escritor y productor de televisión Brad Wollack. Y la comediante Jessica Kirson añadió: «Brillante idea @Flotus (primera dama de Estados Unidos). Puedes juntar escombros con los tacones».

Fotos

Vídeos