Temer obtiene una victoria que deja muchos heridos

Michel Temer celebra su victoria en la votación de ayer, pero le esperan serios retos. :: S. Lima / AFP

Los votos que salvaron al presidente brasileño provocan la division en varios partidos y el rechazo de la mayoría de los ciudadanos

MARCELA VALENTE BUENOS AIRES.

«Fue una victoria a lo Pirro. No le sirve al país, solo le sirve al presidente», resumió ayer de manera cristalina el expresidente Fernando Henrique Cardoso, para referirse a la votación del Congreso brasileño favorable a la continuidad de Michel Temer. El actual presidente del país está acusado de corrupción pasiva, pero los diputados negaron su autorización para que la Justicia lo investigue.

El Gobierno confía en que ahora obtendrá también respaldo para avanzar en su programa de reformas neoliberales, pero hay dudas. La reforma de las pensiones, una de las más esperadas por los mercados, exige una mayoría más amplia y mientras trata de aprobarla, Temer puede ser blanco de una nueva denuncia en su contra por parte de la Fiscalía.

La victoria trajo consigo enormes costos, defecciones y retos. 264 diputados rechazaron la autorización para investigar a Temer, 227 votaron por admitir la denuncia. Hubo 19 ausencias y 2 abstenciones. Temer necesitaba 172 votos. Tuvo más, pero a un costo muy alto. «La victoria de Temer cuesta cara», tituló el diario económico 'Valor'. Se refería a los 13,2 billones de reales (3.600 millones de euros) de partidas especiales para obras en territorio de los congresistas y otros favores otorgados a votantes fieles. El monto prometido es mayor que lo que se recaudará con un extraordinario aumento de la alícuota del impuesto a las gasolinas, decidido hace dos semanas, para cubrir el agujero fiscal.

Más allá del costo pecuniario, la gran mayoría de la población estaba en contra de proteger a Temer y los Diputados se inclinaron por dar la espalda a ese reclamo. Entre los aliados del presidente hubo bajas y divisiones. Su partido, el PMDB, no votó en bloque a su favor. Seis diputados votaron en contra.

El PSDB -el partido de Cardoso, aliado del Gobierno- votó dividido. Veintidós diputados optaron por frenar la denuncia y 21 por investigar a Temer. «No voy a mentir. Es malo. El PSDB está dividido y la votación lo demostró», admitió el expresidente.

Desde la denuncia contra Temer, el PSDB apoya al Gobierno con remilgos pero no abandonó la alianza. Tiene cuatro ministros en el gabinete. No obstante, ahora hay dos facciones, cada una con sus líderes, lo que anticipa una ruptura. Cuatro economistas de la agrupación reclamaron ayer que el partido «se disocie de un gobierno manchado por la corrupción».

Acto «repugnante»

Para la dirigente opositora Marina Silva, excandidata a presidenta, la sesión en Diputados fue «repugnante». Dijo que le causó «indignación» ver que el Congreso «decidió absolver al presidente de graves acusaciones de corrupción» y responsabilizó a los 264 diputados que votaron a su favor de actuar «a contramano de lo que desea la sociedad brasileña». La dirigente, tercera en las últimas presidenciales, consideró que «el crecimiento económico no puede ser transformado en sinónimo de impunidad». Silva se refirió así a los legisladores que justificaron su voto a favor de Temer en una supuesta recuperación económica. En verdad, el PIB dejó de caer, pero la economía todavía es un paciente grave.

También la senadora y líder del opositor PT, Gleisi Hoffmann sostuvo que la victoria «es ilusoria, porque se dio a partir de la compra de votos». «Es una farsa», remarcó. Un editorial del diario 'O'Globo' -que en la víspera recomendó separar del cargo al presidente para que sea investigado- sostuvo que «fue un error» salvarlo y advirtió que ante nuevas denuncias, «la crisis se reactivará».

De hecho, el fiscal Rodrigo Janot, autor de la acusación contra Temer por corrupción, prepara dos nuevas denuncias: una por obstrucción a la Justicia y otra por integrar una organización criminal. «La decisión (de la Cámara) es política y no contamina el trabajo técnico jurídico» (del Ministerio Público), advirtió Janot, que sigue con su trabajo.

Fotos

Vídeos