Teherán seguirá si se garantizan sus intereses

R. C. TEHERÁN.

El presidente iraní, Hasán Rohani, anunció ayer que Irán «continuará» en el acuerdo nuclear de 2015, pese a la retirada de Estados Unidos, si se garantizan sus intereses y que tomará «decisiones» más adelante en caso contrario. «Debemos ser pacientes para ver cómo los otros países reaccionan», dijo Rohani en un discurso aludiendo al resto de firmantes del pacto: Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania.

El mandatario persa informó de que ha pedido a su ministro de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, que en las próximas semanas inicie negociaciones. «Si al final de este periodo llegamos a la decisión de que los otros países pueden darnos lo que Irán quiere, continuaremos con el acuerdo y haremos todo lo posible por la paz en la región», subrayó. En caso contrario, si Irán no logra conseguir sus «objetivos» ni los «beneficios» del pacto, Rohani advirtió de que tomarán «un camino muy evidente». Al respecto, dijo que ha ordenado a la Organización Iraní de Energía Atómica que esté preparada para adoptar medidas «en caso necesario», incluido el enriquecimiento de uranio.

La decisión de Trump fue calificada de «inaceptable» y de «guerra psicológica y económica» por Rohani, quien aseveró que Irán no ha hecho «nada incorrecto» y ha llevado a cabo «todas sus responsabilidades». «Irán cumple con sus acuerdos y EE UU es un país que nunca mantiene sus promesas (...) No han hecho más que poner firmas vacías en el papel», denunció.

También Rusia se mostró muy crítica con la decisión de la Casa Blanca y dijo sentirse decepcionada, al tiempo que no descartó la posibilidad de convocar una reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU. «Todas las opciones están sobre la mesa», adelantó el embajador adjunto de Moscú ante Naciones Unidas, Dmitri Polyanskiy.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos