El 'caso Tamimi' desvela la vulneración por Israel de derechos de menores palestinos

Ahed Tamimi, esposada, tras ser detenida el pasado mes de enero tras golpear a un soldado israelí. :: THOMAS COEX/ afp/
Ahed Tamimi, esposada, tras ser detenida el pasado mes de enero tras golpear a un soldado israelí. :: THOMAS COEX/ afp

Un informe de una ONG denuncia la falta de protección que sufren los menores detenidos y juzgados por Tel Aviv

MIKEL AYESTARAN JERUSALÉN.

Ahed Tamimi tiene hoy una nueva cita ante la Justicia militar israelí. La joven de 17 años, detenida en diciembre por golpear a un soldado, comparecerá otra vez a puerta cerrada pese a las peticiones de su abogada, Gaby Lasky, y su familia que solictaron una vista pública, «porque es la única forma de darle una pequeña protección» a la menor ante un tribunal que «representa a la ocupación y a sus intereses».

El juez argumenta que la vista no será a puerta abierta «por la propia seguridad» de una menor cuya detención ha adquirido gran repercusión mediática. Su caso ha puesto sobre la mesa «la necesidad de respetar y proteger los derechos de los menores, sobre todo durante su arresto, detención y el proceso judicial», afirmó la Unión Europea en un comunicado emitido para reflejar su «preocupación» por este proceso en el que Tamimi se enfrenta a un castigo de hasta diez años de cárcel.

La organización israelí de los derechos humanos B'tselem publicó en vísperas del juicio el informe 'Menores en peligro. La violación de los derechos de los menores palestinos en los tribunales militares de Israel' en el que denuncia la falta de protección de los menores bajo arresto y acusa a Israel de ignorar el principio básico de que la detención de un menor «siempre debe ser una medida de último recurso».

Yael Stein, directora de esta investigación financiada por Unicef, aseguró que en la última década se han hecho «varios cambios en el sistema legal, como establecer una Corte Militar Juvenil, reducir los tiempos de revisión judicial o dar más espacio a los padres durante el proceso». «Pero en la práctica todos esos cambios no han promovido ni protegido a los menores, solo han servido para mejorar la imagen de la ocupación, nada más que un show», asegura.

Para Stein, el 'caso Tamimi' «sirve para sacar a la luz lo que nosotros denunciamos en nuestro informe, pero es tan solo una de las cientos que se enfrentan a estos procedimientos anualmente». Según los datos del Servicio de Prisiones de Israel, en febrero 356 menores palestinos permanecían detenidos. El vídeo de Tamimi golpeando a un soldado a las puertas de su casa en Nabi Saleh, pueblo de Cisjordania situado al norte de Ramala, se convirtió en viral y le ha erigido en un icono de la lucha contra la ocupación.

División de Fatah y Hamás

Mientras la comunidad internacional sigue el caso de la adolescente, la actualidad política palestina estuvo marcada una vez más por las diferencias entre las dos grandes facciones políticas, incapaces de avanzar en el proceso de reconciliación. La falta absoluta de confianza entre Hamás, que controla Gaza, y Fatah, al frente de Cisjordania, imposibilita una unidad nacional y vuelve a dejar en papel mojado el acuerdo alcanzado en El Cairo el pasado octubre.

En estos meses se ha producido el traspaso de los pasos fronterizos de la Franja a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) y miles de trabajadores de la ANP se han reincorporado a sus puestos en Gaza tras una década desplazados. Sin emabrgo, la transferencia de la seguridad y el control de las armas y túneles de Hamás sigue siendo una cuestión insuperable.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos