Salvini no quiere dibujos animados gais

El líder de la Liga Norte carga contra la tendencia homosexual que Disney prevé atribuir a Elsa, la protagonista de la película 'Frozen'

D. MENOR ROMA.

Dentro de unos meses nadie se acordará de la campaña electoral que concluyó ayer en Italia. Y no será porque ha durado poco. Los partidos políticos han estado meses caldeando el ambiente para los comicios legislativos de mañana, con sus candidatos enzarzados en estériles peleas mientras disparaban promesas a diestro y siniestro, a ver quién la decía más gorda. Sintomático de dónde se ha colocado el nivel del debate fue la arremetida que realizó en la noche del jueves Matteo Salvini contra las inclinaciones sexuales de Elsa, la protagonista de la película infantil de Disney 'Frozen'.

En uno de sus últimos actos de campaña celebrado en Roma, el candidato de la Liga aseguró primero que «lo sabe absolutamente todo» sobre ese film debido a que tiene una hija de cinco años, para mostrarse luego escandalizado porque en la próxima entrega de 'Frozen', Elsa podría echarse una novia.

«Cada uno hace lo que quiere, ¿pero no tenéis la impresión de que nos están preparando un mundo al contrario?», preguntó r Salvini, cuyo partido es el principal aliado de Forza Italia en la coalición conservadora que los sondeos dan por ganadora en los comicios, aunque sin alcanzar los escaños suficientes para poder formar gobierno.

A continuación sacó la coctelera para meter todos los temas que ha tratado en la campaña electoral sin filtro alguno. «Un mundo al contrario donde tiene más derechos el inmigrante respecto al italiano, donde hay algunas escuelas en las que se explica que no hay diferencia entre niños y niñas. Hay algunos maestros delirantes que ponen a las niñas a jugar al fútbol y a los niños a las muñecas. El Bueno Dios nos ha hecho diversos a los unos de los otros. Yo quiero intervenir antes de que el mundo llegue al otro lado».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos