La salida de López atiza la protesta

Maduro, en un acto con trabajadores de la petrolera estatal. :: Reuters

Maduro dice que acata la decisión judicial de excarcelación, mientras la oposición venezolana se prepara para bloquear la Asamblea Constituyente

MILAGROS LÓPEZ DE GUEREÑO LA HABANA.

El dirigente opositor venezolano Leopoldo López pasó su primera noche en arresto domiciliario aclimatándose a su nueva situación. De momento, y después de sus entusiastas saludos a sus seguidores envuelto en la bandera el mismo día que salió de la cárcel militar de Ramo Verde, mantiene la discreción y deja que otros líderes de la oposición hablen por él.

El presidente de la Comisión de Política Exterior de la Asamblea Nacional venezolana, Luis Florido, aseguró que López «viene con más bríos contra la dictadura» y la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) mantiene la agenda de movilizaciones y el plebiscito del próximo día 16, con el que pretende bloquear la Asamblea Constituyente convocada por Nicolás Maduro y para el que abrirá cerca de 2000 mesas. Pero la salida del fundador de Voluntad Popular reconfigurará en un plazo no demasiado largo el organigrama antichavista.

El Gobierno, por su parte, advierte contra el sectarismo en la campaña electoral por la Constituyente del día 30 y Diosdado Cabello, como líder del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), aconseja inhabilitar políticamente a «aquellos que llaman a la violencia y a desconocer a la Constituyente», aunque no precisó si la receta servirá también para los chavistas disidentes.

Nicolás Maduro dijo «acatar» la decisión del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de conceder a López el beneficio de casa por cárcel después de cumplir más de 3 años de una condena de cerca de 14. «Acato, y digo más, apoyo la decisión y ustedes saben las diferencias absolutas que tengo con el señor LL», clamó.

«Enérgico y con ganas»

Dirigentes opositores expresaron inicialmente su «sorpresa» por la excarcelación del líder de Voluntad Popular pero coincidieron con la actual diputada y ex líder estudiantil Gaby Arellano en que la medida «nos ratifica en que estamos en el final de la dictadura». Desde el oficialismo se destaca que con la decisión de suavizar la reclusión de López el Tribunal Supremo demuestra que no actuó al dictado de Maduro, como sostiene el antichavismo. Los partidarios del Gobierno apuntan que algunos de los líderes opositores habrían preferido que López siguiera preso para tener más argumentos para continuar las protestas.

Florido reveló que en su conversación telefónica con el ex alcalde de Chacao lo notó «enérgico y con grandes ganas de ponerse a trabajar en esta nueva etapa con la convicción de lograr la verdadera paz, el cambio y libertad del país». El parlamentario de la mayoría opositora agregó que el «siguiente paso de Leopoldo es seguir apoyando la agenda de calle» para tener «mayor fuerza» para firmar el día 16 «la consulta soberana contra el fraude constituyente de Nicolás Maduro, que quiere destruir la República. Todos además debemos acompañar la calle sin retorno, nombrar a los nuevos magistrados del TSJ y rectores del Consejo Nacional Electoral, y la huelga general organizada por todos los sectores que hacen vida en el país», declaró.

Convencidos de que efectivamente no falta mucho para que Maduro deba renunciar al poder, los opositores deciden no hacer caso de las advertencias del 'duro' Cabello: «Aquellos que llaman a la violencia y a desconocer a la Constituyente serán inhabilitados políticamente para que más nunca puedan ejercer la política», declaró el dirigente chavista. Los constituyentes electos «debemos comprometernos con el pueblo», arengó.

Además, al dar ayer el pistoletazo de salida a la campaña electoral, ordenó que no haya «comandos paralelos» y sí «un solo grupo revolucionario. No puede haber privilegios de ningún tipo». Igualmente pidió a los aspirantes que salgan a «la calle, a tocarle las puertas al pueblo (...). Vamos a una Asamblea Nacional Constituyente porque fue el pueblo el que dio la orden».

Más

Fotos

Vídeos