Otro ruso conectado con el Kremlin participó en la reunión de Donald Jr.

MERCEDES GALLEGO CORRESPONSAL NUEVA YORK.

Para ser el «buen muchacho» de cuya «transparencia» presume su padre, Donald Trump Jr. ha dejado muchos cabos sueltos sobre su encuentro con la abogada rusa Natalia Velsenitskaya. La prensa se encarga de sacarlos a la luz lentamente y él, de ir modificando las versiones de aquella reunión de acuerdo a lo que sepa en cada momento la opinión pública. Ayer se conoció que a la polémica cita en la que el hijo del entonces aspirante republicano a la presidencia esperaba obtener información para dañar a Hillary Clinton acudió también un quinto hombre al que la líder demócrata en el Congreso, Nancy Pelosi, identificó ayer como un exagente de la Inteligencia rusa.

Rinat Akhmetshin niega tajantemente que trabaje para el Kremlin, a pesar de que hace 'lobby' en Washington para que se levanten las sanciones contra Rusia por el conflicto en el este de Ucrania. La web 'Político' lo describía ayer como «un tipo oscuro». El Kremlin dice no conocerlo, lo cual no aporta nada, porque a estas alturas Putin tiene incluso menos credibilidad que Trump.

El perfil de Akhmetskhin, como el de Velsenitskaya, encaja con el modus operandi de Moscú que el exdirector de la CIA John Brennan describió recientemente en su testimonio ante el Senado. El Kremlin prefiere utilizar a 'lobbistas', abogados y supuestos hombres de negocios para acercarse a los estadounidenses que les interesa reclutar, mediante amigos o colaboradores. «No necesitas un carné para estar ayudando a tu antigua organización», explicó Richard Louiri, autor del libro 'Putin: Su caída y la de Rusia'. «Cuando supe que él estaba en la sala se me encendieron todas las alarmas».

Donald Trump no lleva ni 200 días en el poder. Nadie ha encontrado todavía pruebas concluyentes de que su campaña conspiró con Rusia para influir en la campaña electoral estadounidense con la ayuda de Wikileaks, pero las evidencias que justifican la sospecha de esa trama se acumulan sobre la mesa del fiscal especial y exdirector del FBI Robert Mueller, que tendrá la última palabra.

Fotos

Vídeos