«Rusia es responsable» del envenenamiento del exespía ruso, dice la embajadora de EE UU

Allen (i) y Haley, en la reunión de la ONU. /TIMOTHY A. CLARY (AFP)
Allen (i) y Haley, en la reunión de la ONU. / TIMOTHY A. CLARY (AFP)

Lo ha declarado tras una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU convocada por Londres

COLPPISA / AFP

Rusia «es responsable» del envenenamiento de un exespía ruso en Reino Unido, afirmó el miércoles la embajadora de Estados Unidos, Nikki Haley, durante una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU convocada por Londres.

«Estados Unidos cree que Rusia es responsable del ataque a dos personas en Reino Unido, utilizando un gas nervioso de grado militar», dijo la diplomática, quien aseguró que no se trata de un «caso aislado».

Rusia lo niega

«Lo último en lo que están interesadas las autoridades del Reino Unido es en encontrar la verdad», dijo el embajador ruso ante Naciones Unidas, Vasili Nebenzia, durante una sesión del Consejo de Seguridad solicitada por Londres para informar sobre el supuesto envenenamiento y pedir el apoyo de la comunidad internacional ante Rusia. Por su parte, el presidente ruso, Vladimir Putin, y el Consejo de Seguridad Nacional han manifestado este jueves su preocupación por la postura "destructiva y provocadora" de Reino Unido en relación con el ataque con gas nervioso contra el exespía ruso Sergei Skripal y su hija Yulia, según ha contado el portavoz de la Presidencia rusa, Dimitri Peskov.

"Se expresó la preocupación por la postura destructiva y provocativa de Reino Unido", ha explicado Peskov, en referencia a la reunión que ha presidido Putin con el Consejo de Seguridad Nacional, según informa la agencia de noticias rusa Sputnik.

En el encuentro han participado el secretario del organismo, Nikolai Patrushev, el primer ministro ruso, Dimitri Medvedev, el ministro de Exteriores, Sergei Lavrov, el titular de Defensa, Sergei Shoigu, el director del servicio de seguridad FSB, Alexander Bortnikov, y los presidentes de las dos cámaras del Parlamento, Valentina Matvienko y Viacheslav Volodin, entre otros.

El 4 de marzo, el exespía Serguéi Skripal, de 66 años, y su hija Yulia, de 33, fueron envenenados con gas nervioso en la ciudad de Salisbury. Ambos están en estado crítico. «Debe responsabilizarse por sus acciones», dijo Haley en referencia a Moscú. «Si no tomamos medidas concretas inmediatas para resolver esto ahora, Salisbury no será el último lugar donde vemos armas químicas», advirtió Haley, enfatizando que no se trata de «un caso aislado».

Reino Unido convocó a la reunión del Consejo para sumar apoyo contra Rusia por el ataque que fue «patrocinado por el Estado» ruso, había dicho antes de la reunión el embajador adjunto británico, Jonathan Allen. Al igual que Estados Unidos, el embajador de Francia, François Delattre, expresó durante la reunión el «respaldo pleno» y «completa solidaridad de Francia» con Reino Unido, aunque no señaló directamente a Moscú.

La primera ministra británica, Theresa May, expulsó este miércoles a 23 diplomáticos rusos y suspendió las comunicaciones de alto nivel, tras considerar que Moscú es «culpable» del envenenamiento del exespía. Moscú ha negado estar involucrado en el ataque y advirtió que responderá a la expulsión de sus diplomáticos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos