Renuncia del vicepresidente

Sumido en un escándalo por el uso de tarjetas corporativas oficiales y por la ostentación de un título académico que no tenía, el vicepresidente de Uruguay, Raúl Sendic, presentó ayer la renuncia «indeclinable» de su cargo ante el Plenario del Frente Amplio, el partido de Gobierno, y lo anunció a través de Twitter. Sendic tomó esta decisión tras escuchar el fallo del Tribunal de Conducta Política de su partido, el izquierdista Frente Amplio, que pidió que se pronunciase en relación al uso de tarjetas corporativas oficiales para gastos en tiendas deportivas, de electrónica o joyerías en Uruguay y otros países cuando dirigía la petrolera estatal ANCAP. El tribunal consideró que su comportamiento «no deja dudas de un modo de proceder inaceptable en la utilización de dineros públicos».

Fotos

Vídeos