Un refugiado checheno fichado desde 2016 es el autor del atentado de París

Un hombre yace herido en el suelo a causa del ataque con cuchillo que tuvo lugar el sábado en el centro de París. :: wladia drummond / afp
/
Un hombre yace herido en el suelo a causa del ataque con cuchillo que tuvo lugar el sábado en el centro de París. :: wladia drummond / afp

Khamzat Azimov, de 20 años, se nacionalizó francés en 2010 y juró lealtad al Estado Islámico en un vídeo en el que reclama más ataques

FERNANDO ITURRIBARRÍA PARÍS.

Un refugiado checheno de 20 años, nacionalizado francés en 2010 al mismo tiempo que su madre y fichado por los servicios antiterroristas desde 2016, es el autor del ataque yihadista que causó un muerto y cuatro heridos el sábado en París antes de ser abatido por la policía. El autoproclamado Estado Islámico (Daesh), que se ha responsabilizado del atentado, difundió ayer un vídeo en el que el supuesto agresor, con el rostro oculto, llama a los mahometanos residentes en Europa a multiplicar los ataques en «tierra de infieles». «Me dirijo a Francia y a sus ciudadanos: sois vosotros quienes habéis comenzado a matar a los musulmanes. Si queréis que esto pare, haced presión sobre vuestro Gobierno», arenga tras jurar lealtad al califato.

Khamzat Azimov, identidad difundida por los medios franceses, nació en noviembre de 1997 en Argún, localidad de Chechenia, república musulmana del Cáucaso perteneciente a la Federación de Rusia. Llegó a Francia con sus padres a comienzos de los años 2000, época de la segunda guerra chechena tras la registrada en la década de 1990. Creció en Niza y luego en Estrasburgo en el barrio popular de Elsau en el que vive una importante comunidad chechena. La familia solicitó asilo político a la oficina francesa de protección de los refugiados y apátridas, que rechazó su demanda. Tras recurrir la negativa ante el tribunal nacional del derecho de asilo, los Azimov consiguieron en 2004 el estatuto de refugiado antes de que la madre accediera seis años más tarde a la nacionalidad francesa, lo que permitió la nacionalización de su hijo cuando tenía 13 años.

El presidente de la República de Chechenia, Ramzam Kadirov, confirmó que Khamzat Azimov había obtenido a los 14 años un pasaporte ruso que estaba caducado pues no lo había renovado al cumplir 20 años como es preceptivo. «Las autoridades francesas tienen la responsabilidad total de que eligiera la vía del crimen», se disculpó el dirigente checheno en su cuenta de Telegram.

LAS CLAVES Su nombre estaba en un fichero por sus lazos con jóvenes que querían viajar a Siria para combatir Sus padres y un amigo checheno domiciliado en Estrasburgo fueron detenidos por la policía

Cuando tenía 19 años, apareció en los radares de los servicios antiterroristas franceses debido a sus vínculos con un grupo de jóvenes deseosos de partir a Siria para practicar la 'guerra santa'. Aquel verano fue objeto de una ficha 'S' (por 'seguridad del Estado') e ingresó en el fichero de señalamientos para la prevención de la radicalización islamista habida cuenta de sus relaciones más que por su propio comportamiento, actuaciones y tomas de posición en las redes sociales, según fuentes de la investigación. El seguimiento al que estaba sometido era ligero ya que no era considerado un objetivo prioritario. No obstante, en abril de 2017 fue interrogado por la sección antiterrorista de la brigada criminal de la Policía de París ya que conocía a un individuo cuya esposa había viajado a Siria.

«Nos enteramos de nuevo que el terrorista figuraría como fichado por los servicios de Inteligencia. ¿Para qué sirve esa ficha que no es suficiente para evitar que esas bombas de relojería dañen nuestro país?», se interrogó la presidenta del ultraderechista Frente Nacional, Marine Le Pen, en su cuenta de Twitter. El franco-marroquí Radouane Lakdim también estaba fichado cuando el pasado 23 de marzo mató a cuchilladas a cuatro personas en Carcasona y Trèbes en el anterior ataque yihadista que elevó a 245 el número de víctimas mortales por atentados registrados con ese sello en Francia desde 2015.

Una represalia

Como ocurrió entonces, la agresión del sábado también fue asumida de inmediato por el Daesh. «El autor del ataque con cuchillo en París es un soldado del EI», afirmó una nota de Amaq, su agencia de prensa. El comunicado expuso que se trataba de una represalia contra los países de la coalición militar internacional desplegada en Siria e Irak de la que forma parte Francia.

Azimov, que llevaba barba descuidada y vestía de negro, atacó con un cuchillo de diez centímetros de hoja a cinco viandantes hacia las nueve de la noche del sábado en el sector de la Opera Garnier, muy concurrido a esa hora en sus numerosos teatros, bares y restaurantes en pleno centro turístico de París. Fue abatido a tiros por una patrulla policial tras degollar al grito de «Alá es el más grande» a Ronan, un francés de 29 años, y herir a otras cuatro personas: un luxemburgués de 34 años hospitalizado de suma gravedad con lesiones por arma blanca en el espalda, una mujer de 54 años también ingresada grave en un centro hospitalario y dos heridos leves (una mujer de 26 años y un hombre de 31).

Sus padres, con quienes residía en un populoso barrio de París, y un amigo checheno domiciliado en Estrasburgo fueron detenidos por la policía. La Fiscalía ha abierto una investigación por asociación de malhechores para cometer crímenes terroristas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos