Un puente peatonal recién colocado aplasta a automovilistas en Miami

La estructura del puente atrapó a los coches que pasaban en ese momento por debajo, en la calle 8 de Miami. :: Joe Raedle / AFP/
La estructura del puente atrapó a los coches que pasaban en ese momento por debajo, en la calle 8 de Miami. :: Joe Raedle / AFP

Las autoridades hablan de una tragedia mortal, pero evitan un balance al desconocer el número de víctimas y vehículos atrapados por el viaducto

MERCEDES GALLEGO CORRESPONSAL

Nueva York. Estaba pensado para durar cien años y aguantar huracanes de categoría cuatro. El monumental puente para peatones que atravesaba la famosa calle 8 de Miami en un tramo casi de autopista, llamado Tamiami Trail, apareció repentinamente el sábado pasado, después de haber sido construido en otro lugar. Lo instalaron en cuestión de tres horas y hacia las 13:30 horas de ayer (18:30, en España) tardó apenas unos segundos en desmoronarse. Las cerca de mil toneladas de cemento se desplomaron de golpe sobre los coches parados en un semáforo en rojo.

Al cierre de esta edición un número indeterminado de automóviles seguía atrapado bajo los escombros. Miles de familias angustiadas intentaban descifrar lo que se alcanzaba a ver de las matrículas en aquellos coches cuyo modelo o color se pareciese al de algún familiar o conocido con el que aún no hubieran podido contactar. Las perspectivas no eran halagüeñas.

Varios de los ocho heridos trasladados al hospital fallecieron para inaugurar un balance mortal aún indeterminado, sin saber ni cuántos coches había debajo del puente desplomado. Las autoridades no se atrevían a especular, aunque algunas filtraciones semioficiales hablaban de que eran cinco las personas que había perdido la vida y ocho los vehículos afectados.

Un testigo, José Mejía, elevaba esta cifra a entre dieciocho y veinte coches, pero tras dos horas de rescate por parte de más de cien bomberos involucrados en el rescate sólo se hablaba de dos automóviles a los que no se había podido acceder.

En el momento del inexplicable accidente la empresa constructora MCM, a la que la Universidad Internacional de Florida había encargado un puente para que sus 4.200 alumnos que viven en el vecino municipio de Sweetwater pudieran cruzar seguros la concurrida calle de ocho carriles, llevaba a cabo pruebas de estrés sobre el puente recién instalado hace cinco días, que aún no había sido inaugurado. El evidente que no la superó. Las obras deberían estar definitivamente terminadas el próximo año.

Los obreros que en ese momento se encontraban trabajando en el puente especularon de que el derrumbe pudo estar provocado por un «fallo de ingeniería».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos