«Protéjanse y miren por sus vecinos»

La llegada de 'Irma' a Florida causó el pánico entre sus ciudadanos, que alarmados tiraban de sus móviles para pedir socorro a las emergencia y solicitar información sobre qué debían hacer para protegerse de la embestida del huracán. Los que tenían la fortuna de poder ser atendidos recibían una reprimenda -«debieron abandonar la ciudad»- y el mismo consejo: «Protéjanse como puedan y miren por sus vecinos. Y no pidan ayuda porque no hay emergencias». Estaban saturadas. Los que no respondieron a la llamada de las autoridades para escapar de la ciudad se atrincheraban en grupos en los bajos de las casas a la espera de que volviera la calma. «El mensaje fue muy claro. No hay ninguna zona segura y pones tu vida en tus propias manos no cumpliendo la evacuación».

Fotos

Vídeos