El presidente de Brasil creará un Ministerio Extraordinario de Seguridad

MARCELA VALENTE

buenos aires. Tras decretar una inédita intervención militar en Río de Janeiro para frenar la ola de violencia y delitos acaecidos en la capital carioca, el presidente de Brasil, Michel Temer, se desplazó a la ciudad para reunirse con las autoridades y anunciar la creación de un Ministerio Extraordinario de Seguridad Pública. «Será en breve, quizás la próxima semana», adelantó.

Temer firmó el viernes un decreto que ordena la intervención militar en Seguridad del Estado de Río de Janeiro tras un acuerdo con el gobernador y con el alcalde de la ciudad emblema del Carnaval, que justificaron esta resolución sin precedentes por la imposibilidad de frenar el incremento del delito en Río y en ciudades del interior.

No obstante, diversos analistas señalan que el gobierno federal también busca otros objetivos con esta medida extrema a la que nunca se había apelado desde que fue promulgada la Constitución de 1988. La mayoría admite que hay un aumento de la delincuencia, pero también apuntan a la falta de recursos como causa de la virtual anarquía.

Popularidad bajo mínimos

Acusado por la Fiscalía por graves delitos de corrupción, Temer tiene una popularidad que no supera el 6% de los encuestados. Por eso hay expertos que creen que procura ganar respaldo popular mediante una intervención que es recibida con cierto alivio por la mayoría de brasileños.

Para el cargo de interventor designó a un general del Ejército. Dijo que había tomado esa decisión «porque las circunstancias así lo exigen». Aseguró que los presidios «no serán más escritorios de bandidos». «No podemos aceptar pasivamente la muerte de inocentes. Es intolerable que estemos enterrando a padres y madres de familia, a trabajadores, policías, jóvenes y niños», dramatizó, y prometió que su gobierno «va a restablecer el orden».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos