La UE pide una reacción «fuerte»

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, mantuvo ayer sendas conversaciones con la canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro italiano, Paolo Gentiloni, en las que defendieron endurecer las sanciones de la Unión Europea (UE) contra Pyongyang tras su nuevo ensayo nuclear. Macron habló sobre las consecuencias de la prueba nuclear norcoreana primero con Merkel y posteriormente con Gentiloni, explicó el Elíseo. Por su parte, el Gobierno español condenó «en los términos más firmes» el ensayo nuclear realizado por Corea del Norte.

Fotos

Vídeos