Miles de personas salen a la calle en apoyo al régimen iraní

Concentración progubernamental en una calle de Teherán, la capital iraní. :: reuters
/
Concentración progubernamental en una calle de Teherán, la capital iraní. :: reuters

Los Guardianes de la Revolución anuncian el «fin de la sedición», en referencia a las protestas que han dejado más de 20 muertos en siete días

A. RAZMIPOUR TEHERÁN.

Decenas de miles de personas se manifestaron ayer en numerosas ciudades de Irán en apoyo al régimen de Teherán y para contrarrestar las protestas en las calles ante las políticas económicas del Gobierno, en una jornada en la que los Guardianes de la Revolución anunciaron «el fin de la sedición».

«¡Muerte a Estados Unidos, muerte a Israel», gritaban los manifestantes, que pedían el cese de las manifestaciones de protesta, según las imágenes mostradas por medios locales. Entre las ciudades donde los iraníes salieron ayer a la calle figuran Ahvaz, Kermanshah, Bushehr, Abadan, Gorgan y Qom. Según los mismos medios las marchas se llevaron a cabo de manera espontánea, por lo que no se habían pedido permisos y no estaban programadas. De acuerdo a las imágenes de televisión, muchas calles quedaron bloqueadas, en medio de críticas por la falta de respuesta policial a estas acciones.

Las manifestaciones antigubernamentales, que comenzaron el pasado jueves en la localidad de Mashad y que se extendieron a numerosas otras poblaciones del país, han causado hasta ahora más de 20 muertos, mientras que más de mil manifestantes han sido detenidos. Ayer el comandante en jefe de los Guardianes de la Revolución de Irán, general Mohamad Ali Yafarí, anunció el «fin de la sedición», en referencia a esas protestas.

LA CLAVE El secretario general de la ONU, António Guterres, pide que se evite una escalada de la violencia

«Podemos decir que hoy es el fin de la sedición de 1396 (actual año iraní)», dijo Yafarí, quien indicó que muchos de quienes participaron en las protestas antigubernamentales eran «antirrevolucionarios y monafeqin (en referencia a la opositora Organización Muyahedin Jalq)» y contra ellos se actuará con firmeza.

Recalcó que «hoy el enemigo (en alusión a Estados Unidos), fracasado en todas las políticas que ha aplicado en la región, lo único que puede hacer es crear inseguridad en el Irán islámico», pero la gente debe saber que «el coste» de hacer acuerdos con extranjeros es mucho mayor que el de resistir.

El secretario general de la ONU, António Guterres, pidió que se evite una violencia mayor durante las protestas antigubernamentales y que se respeten los derechos de reunión y de expresión. Guterres señaló en un comunicado, a través de su portavoz Farhan Haq, que sigue «con preocupación» la situación en Irán y «deplora la pérdida de vidas en las protestas». Mientras tanto, Estados Unidos analiza la posibilidad de adoptar sanciones contra elementos clave del Gobierno de Irán por la represión de las manifestaciones, dijo un alto funcionario de la Casa Blanca que pidió anonimato.

El presidente Donald Trump prometió apoyo al pueblo iraní «cuando llegue el momento», pero eludió ofrecer otros detalles sobre alguna iniciativa en ese sentido. «Enorme respeto por los iraníes en momentos en que tratan de recuperar el control de su gobierno corrupto», escribió en un tuit.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos