Libia perseguirá las subastas de personas

El Gobierno negó conocer esta práctica mientras acordó repatriar a 3.800 inmigrantes que esperan en el país para cruzar el Mediterráneo

L. MALVESÍ / I. MARTÍN ABIYAN.

El Gobierno libio niega que existan subastas de seres humanos en su territorio y asegura que, si las imágenes difundidas por la CNN fueran ciertas, los culpables serán perseguidos, juzgados y condenados por comerciar con personas. Libia -un estado fallido dividido en dos, con una autoridad en el este, bajo control del Parlamento en Tobruk y la tutela del mariscal Jalifa Hafter, y otra en Trípoli, respaldada por la ONU y con Fayez al Serraj como primer ministro- ha sido escenario de un escándalo destapado sobre una supuesta venta de subsaharianos como esclavos.

El encargado de negocios y embajador accidental en España, Walid Abuabdalla, argumentó que, «si el vídeo fuera cierto, no debería hablarse de subasta de personas, sino de un grupo de criminales perpetrando varios crímenes». Abuabdalla recalcó a su vez que los hechos narrados en el reportaje eran «desconocidos por las autoridades»

Las declaraciones de las autoridades libias se produjeron en el contexto del acuerdo alcanzado ayer entre la Unión Europea y la Unión Africana para la evacuación «urgente» de las víctimas de la trata en Libia, en paralelo a la quinta cumbre euroafricana dedicada a la juventud y celebrada en Abiyan, capital económica de Costa de Marfil. Dirigentes de ambas organizaciones explicaron, al término de ese foro, su determinación de luchar junto a la ONU contra las mafias que estarían llevando a cabo la compraventa de migrantes en Libia.

Europa y África abordan la delicada testitura de los migrantes en Libia, a expensas de las mafias

Hasta 700.000 migrantes

«Para involucrarnos es imprescindible que nos aseguremos de que las víctimas de esa terrible tragedia, fruto del peor cinismo humano, puedan volver a casa de forma segura», afirmó el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk. El presidente de la comisión de la Unión Africana, Moussa Faki Mahamat, se mostró dispuesto a actuar «inmediatamente» para repatriar a 3.800 inmigrantes que se encuentran en Libia para cruzar el Mediterráneo hacia Europa por la situación «inhumana» que padecen. Esas personas, procedentes en su mayoría del oeste de África, se encontraban en un campo y, precisó Mahamat, «quieren salir lo más rápidamente posible», según ha podido constatar una misión de la Unión Africana. Aseveró que «no solo se trata de un campo» e hizo alusión a que el Gobierno libio les ha asegurado que hay 42 lugares, aunque «seguramente hay más que eso. Hablamos de 400.000 a 700.000 migrantes africanos en Libia», afirmó. Llamó a todos los organismos implicados a «reflexionar juntos» con el fin de «encontrar soluciones más duraderas».

Por su parte, el presidente de la Unión Afircana, el guineano Alpha Condé, aseguró que Marruecos fletará aviones para el proceso de retorno de los inmigrantes, así como otros países europeos y africanos que se han mostrado dispuestos a ello.

La reunión al margen de la cumbre, que consiguió el acuerdo para la evacuación, se produjo a instancias del presidente galo, Emmanuel Macron, quien se declaró «satisfecho» de las operaciones. «La inmigración ilegal ni beneficia a Europa ni a África», subrayó, al tiempo que advirtió a los jóvenes de Costa de Marfil y otros países contra la «propaganda» de las mafias que quieren embarcarlos en la peligrosa ruta a Europa.

Intervención militar

Ningún líder africano o europeo quiso comentar las palabras de Macron abriendo la puerta a una intervención militar en Libia contra las redes de traficantes humanos, y se centraron en defender el retorno seguro de las víctimas de la trata y la persecución de los criminales.

Además, la Unión Europea -principal inversor y donante de África- presentó su plan de inversiones para el continente, que perseguirá movilizar hasta 44.000 millones de euros para proyectos de futuro a fin de ayudar a la juventud africana, que representa más del 60% de la población y se debate entre la subsistencia o el peligroso viaje a Europa.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos