Irak pide ayuda para levantar el país

Destrucción en la zona oeste de la ciudad de Mosul. :: M. LATEEF/ efe/
Destrucción en la zona oeste de la ciudad de Mosul. :: M. LATEEF/ efe

Bagdad necesita unos 72.000 millones de euros para reconstruir las zonas del territorio devastadas en la guerra contra el califato

MIKEL AYESTARAN CORRESPONSAL

jerusalén. Irak intenta esta semana recaudar en la Conferencia de Kuwait los 88.000 millones de dólares (unos 72.000 millones de euros) que, según las autoridades de Bagdad, precisa para reconstruir el país tras los últimos tres años de guerra contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI). El Gobierno iraquí ha logrado reunir a cientos de responsables políticos, de ONG y empresarios y el primer objetivo es alcanzar al menos 22.000 millones que se necesitan de forma urgente y que se dedicarían a levantar nuevas viviendas para realojar a los 2,5 millones de desplazados que ha provocado el conflicto. «Reconstruir Irak es devolver la esperanza al país y devolver la estabilidad a Irak significa estabilidad para los países de la región y del mundo», señaló Salman al-Jumaili, ministro de Planificación, en la jornada inaugural de este foro para donantes.

Hay siete provincias afectadas por esta última guerra, con ciudades como Mosul parcialmente arrasadas, en las que se necesitan casas, escuelas, hospitales, carreteras... infraestructuras básicas que permitan la vuelta de la vida y ayuden a dejar atrás para siempre el califato.

El gran ausente en esta cita es Estados Unidos, que ocupó militarmente el país entre 2003 y 2011 y lidera la coalición internacional contra el EI, que no planea aportar fondos para la reconstrucción, según fuentes oficiales consultadas por la agencia Reuters. El mismo día que arrancó la cita de Kuwait, el Pentágono hizo pública la petición de 686.000 millones de dólares (unos 558.000 millones de euros) para el presupuesto de 2019, de los que 89.000 millones se destinarían a guerras abiertas en estos momentos. Esta última cantidad sería suficiente para cubrir la reconstrucción de Irak, según el cálculo realizado por sus autoridades.

La amenaza del EI

Lise Grande, coordinadora humanitaria de Naciones Unidas para Irak, insistió en la importancia de ayudar a los iraquíes a levantar de nuevo su país y alertó de que si no se hace este esfuerzo «para estabilizar las zonas devastadas, todos los logros obtenidos en la lucha contra el Daesh (acrónimo en árabe para referirse al EI) podrían ponerse en peligro». Grande se refiere a la capacidad de estos grupos para ganar simpatizantes entre los sectores más desfavorecidos.

La guerra contra el EI ha sido la última que han sufrido unos iraquíes que viven en situación de guerra y posguerra permanente desde los años ochenta, cuando el entonces presidente, Sadam Husein, se lanzó a la invasión del vecino Irán.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos