Erdogan tacha de «terrorista» y considera deslegitimado a El-Asad

R. C. BEIRUT.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, en visita oficial en Túnez, calificó ayer de «terrorista» al presidente sirio, Bashar el-Asad, en un día en el que se conoció que la Fiscalía de Turquía ordenó la detención de 171 empleados de una universidad por su presunta relación con fallido golpe de Estado de 2016, al tiempo que se conoció que pedirá la libertad de unas mil personas sospechosas de estar vinculadas al mismo incidente.

Respecto a Siria, Erdogan afirmó que no hay ninguna solución posible para Siria mientras El-Asad se mantenga en el poder: «Lo digo muy claramente: ha recurrido al terrorismo de Estado». El presidente sirio esgrimió que «no debemos decir que puede servirnos, si lo hacemos, estaremos cometiendo una injusticia con el pueblo sirio».

El Gobierno de Damasco reaccionó acusando a Erdogan de ser el responsable del derramamiento de sangre en Siria. Una fuente del Ministerio de Exteriores señaló que «la agresión» y la entrada de fuerzas turcas en territorio sirio revelan que Turquía respalda el «terrorismo takfirí» -musulmán radical-.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos