Después del golpe

La represión desencadenada por Erdogan después del fallido intento de golpe del verano de 2016 lleva a que Turquía ya no pueda ser considerada una democracia liberal, según la mayoría de los analistas. En la línea de Rusia o Venezuela, podría entenderse más como una dictadura electoral.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos