Asciende a 21 el número de muertos en los disturbios

Una estudiante avanza entre gases lacrimógenos en las protestas contra el Gobierno en la Universidad de Teherán. :: efe/
Una estudiante avanza entre gases lacrimógenos en las protestas contra el Gobierno en la Universidad de Teherán. :: efe

R. C.

En total 21 personas, entre ellas 16 manifestantes, han muerto desde el jueves, cuando empezaron en la ciudad de Mashhad las protestas contra las dificultades económicas y el poder, que luego se extendieron por todo el país. Las últimas víctimas se registraron la noche del lunes en el centro del país: nueve muertos en el intento de un grupo de manifestantes de tomar por asalto una comisaría. Aunque Teherán, la capital, se ha visto menos afectada, las autoridades anunciaron 450 detenciones desde el sábado.

El principal grupo reformista iraní, liderado por el expresidente Mohamed Jatami, condenó la violencia de los «alborotadores» que «aprovecharon las manifestaciones y las protestas pacíficas para (...) destruir bienes públicos e insultar los valores religiosos y nacionales sagrados». También denunció el apoyo de «los enemigos del pueblo iraní, con Estados Unidos a la cabeza (...) a las acciones violentas», igual que lo había denunciado ayer el Líder Supremo, Alí Jamenei.

El general Rasul Sanairad, responsable político de los Guardianes de la Revolución, acusó en particular a los Muyahidin del Pueblo de Irán, una organización en el exilio, y a grupos monárquicos del extranjero (partidarios de la vuelta a Irán de la dinastía Pahlevi) de «estar detrás» de las protestas, según la agencia Tasnim.

En clara alusión a los Muyahidin del Pueblo de Irán, pero sin referirse a ellos por su nombre, el presidente Hasan Rohani pidió ayer a su homólogo francés Emmanuel Macron que tome medidas contra las actividades de un «grupo terrorista» iraní con sede en Francia e involucrado, según él, en las recientes manifestaciones en Irán.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos