Diario Sur

Asesinan a un escritor jordano por una caricatura del Islam

Restos de sangre en el lugar del asesinato.
Restos de sangre en el lugar del asesinato. / Ahmad Alameen (Afp)
  • Nahed Hattar fue abatido a tiros en Ammán cuando salía de un tribunal donde era juzgado por difundir la polémica viñeta

Un conocido escritor y caricaturista jordano, Nahed Hattar, ha sido asesinado con varios disparos este domingo en Ammán cuando entraba a un tribunal donde era juzgado por la difusión de una caricatura considerada ofensiva para el islam.

El asesino, de 49 años, un habitante de Ammán, fue detenido según fuentes de los servicios de seguridad. Disparó tres veces contra Hattar, de 56 años, cuando éste se disponía a subir la escalera del tribunal en Abdali (centro de Ammán), donde debía comparecer. El escritor, alcanzado en la cabeza, falleció a su llegada al hospital, según la misma fuente.

Según testigos, el presunto asesino era un hombre barbudo que portaba una 'thawb' -una túnica tradicional hasta los tobillos- de color gris. Disparó contra la víctima antes de rendirse a los policías presentes frente al tribunal. Nahed Hattar, de religión cristiana, había sido detenido el 13 de agosto tras haber publicado en su página Facebook una caricatura en la cual se burlaba de los yihadistas del grupo extremista sunita Daesh. En ella aparece un yihadista en el paraíso, rodeado de dos mujeres, que se dirige a Dios como si éste fuera un servidor. Le pide que traiga un vaso de vino y nueces y le ordena que mande alguien a limpiar la habitación, antes de advertirle que debe llamar a la puerta antes de entrar. La caricatura llevaba por título: 'Dios de Dawaesh' en alusión a los yihadistas de Dáesh. Hattar había sido acusado por las autoridades por "incitación a la disensión confesional" e "insulto" al islam.

En septiembre, Hattar, un opositor de izquierda conocido también por su apoyo al régimen sirio de Bashar Al Asad, fue puesto en libertad bajo fianza a la espera del juicio que tenía lugar este domingo. El islam prohíbe cualquier tipo de representación de Dios. Tras haber causado gran conmoción en las redes sociales, el escritor había suprimido de su cuenta la caricatura, de la que no es autor. Hattar había explicado en Facebook que la caricatura se burlaba de los "terroristas y de la forma en que se imaginan el paraíso, y que de ninguna manera ofende a Dios".

"Crimen odioso"

El gobierno jordano ha denunciado el asesinato del escritor como un "crimen odioso" y prometió encausar y juzgar al asesino. Los Hermanos Musulmanes, primera fuerza de oposición en Jordania, y Dar al Ifta, la mayor autoridad religiosa del país, condenaron también el crimen. "La religión musulmana es inocente de este odioso crimen" indicó Dar al Ifta en un comunicado y llamó a los jordanos a la unidad y a combatir "el terrorismo y la sedición".

Jordania es miembro activo de la coalición internacional que lidera Estados Unidos y combate al grupo Daesh en Irak y Siria. El reino, que teme desde hace varios años un contagio de la amenaza yihadista a su territorio, ha sido escenario este verano boreal de dos atentados, uno contra sus servicios secretos, donde murieron cinco personas, y otro, reivindicado por el Daesh, contra guardas fronterizos, que dejó siete muertos.