La oposición venezolana carga contra el intento de mediación de Zapatero

Opositores protestan ante un colegio electoral. :: REUTERS

«Aquí solo se negocia la salida de Maduro, nada más», responden los antichavistas al expresidente español

MILAGROS L. DE GUEREÑO CORRESPONSAL LA HABANA.

El anuncio de la llegada de José Luis Rodríguez Zapatero a Caracas en esta semana crítica ha soliviantado a la oposición, inmersa en acciones como el 'pancartazo' de ayer, las marchas previstas para hoy o la huelga general convocada para mañana y el jueves con el apoyo de 350 sindicatos. Una continuidad de actos y movilizaciones para que el oficialismo no tenga tranquilidad a la hora de ir a las urnas el domingo para conformar la Asamblea Constituyente que pretende modificar la Carta Magna para, supuestamente, otorgar más poderes al presidente.

El exmandatario español afirmó ayer desde Chile que «no hay una alternativa al diálogo y a la búsqueda del consenso. Cualquier otra vía desembocará es un conflicto grave, muy grave». «No puedo ser explícito, pero el diálogo ha existido, existe y existirá con todo lo que está cayendo», agregó Rodríguez Zapatero. Según señaló también, los mediadores han conseguido la liberación de unos setenta presos y que, pese a las dificultades, se logrará materializar «los procesos electorales que hay pendientes. Se elegirán gobernadores y alcaldes ahora, y en 2018 serán las presidenciales».

Sus palabras no lograron convencer a los opositores al régimen de Nicolás Maduro. Las redes sociales le acusaron de inmediato de «marear la perdiz», y consideraron que su mediación «no augura nada bueno». Por ello, se repitieron las peticiones para que se marchara «por donde llegó». «Aquí solo se negocia la salida de Maduro y su régimen, nada más», le espetaron.

La tensión extrema que vive Venezuela desde hace 115 días no faltó ayer a su cita. Los últimos focos de enfrentamiento tienen como escenario el Tribunal Supremo desde que la Asamblea Nacional, dominada por la oposición, nombró a 33 nuevos magistrados que no reconoce el Gobierno. Uno de ellos ya ha sido detenido y Maduro aseguró el domingo que «todos los demás» seguirán ese mismo camino.

La oposición protagonizó además la campaña del 'pancartazo' en los colegios electorales que el domingo acogerán la votación de la Constituyente. «No al fraude ANC», «ya el 16- J dijimos no», «Constituyente no va» y otros lemas llenaron los carteles desplegados hasta la llegada de miembros de la Guardia Nacional Bolivariana, que acabaron con las protestas.

Mientras, el Gobierno sigue adelante con su plan. Maduro presentó su particular versión de la canción 'Despacito' para convencer a los votantes de acudir a las urnas. Los leales a la presidente, al parecer, también realizaron pintadas en las puertas de la casa de Leopoldo López, el líder disidente recientemente puesto en libertad. El Gobierno de Estados Unidos, por su parte, pidió a sus ciudadanos residentes en Venezuela que se aprovisionaran de víveres y agua para al menos 72 horas.

Fotos

Vídeos