«La nueva agenda comercial europea beneficiará a las empresas españolas»

Dimitri Barua, ayer. :: borja agudo
/
Dimitri Barua, ayer. :: borja agudo

El portavoz en España de la Comisión analiza el plan de reformas de Juncker para edificar una Europa más unida en política y economía Dimitri Barua Portavoz de la Comisión Europea en España

ERLANTZ GUDE BILBAO.

El portavoz de la Representación de la Comisión Europea en España, Dimitri Barua, visitó ayer Bilbao para desgranar los pormenores del ambicioso plan de reformas propuesto por el presidente de este organismo, Jean-Claude Juncker para la Europa de los Veintisiete. Contempla el nombramiento de un superministro de Finanzas, con competencia para promover cambios estructurales, y un Fondo Monetario Europeo. La difícil integración del conjunto de Estados en el euro y el espacio Schengen y la creación de un ejército común son otras aspiraciones del presidente de la Comisión.

-Las reformas llegan en un momento dulce: mejora económica, debacle de los populismos y afianzamiento del eje franco-alemán.

-Como dijo Juncker, soplan vientos favorables y hay que soltar amarras. Existía riesgo de que el proyecto se empantanase a consecuencia del 'brexit'. Superado el momento inical de trauma, y sin pasar por alto la incertidumbre no menor que generó la elección de Trump por sus políticas proteccionistas, se daban las circunstancias para presentar el plan.

LAS CLAVES «Hay que evitar tópicos sobre sus ciudadanos. Además, colaboraríamos más con sus policías» «Con ciertas actitudes, se aleja de Europa. Pero en materia de refugiados, el pacto ha sido beneficioso»

-¿Dónde percibirán los vascos los efectos del plan?

-La ambiciosa agenda comercial abrirá nuevas perspectivas de crecimiento a las empresas españolas. Buscamos avances rápidos en las negociaciones con México, Chile y Mercosur. Y se prevé entablar conversaciones con Australia y Nueva Zelanda. Además, el día 21 entrará en vigor el acuerdo con Canadá.

-Allanará la salida de Reino Unido las probabilidades de éxito de los planes de la Comisión, que abarcan aspectos espinosos como la expansión del euro o el espacio Schengen.

-Sin menospreciar a los amigos británicos, su salida puede facilitar avances en esos terrenos. En el caso del euro y Schengen, no se observaba voluntad.

-Juncker quiere extender el euro a toda la Unión, pero Dinamarca lo rechazó en referéndum y la inclusión de países insuficientemente preparados puede deparar problemas. Sucedió con Grecia.

-Tras los esfuerzos realizados por Grecia, no haber trabajado en asegurar su permanencia en la zona euro hubiese sido poco europeo. Además, su salida habría sentado un grave precedente. ¿Dinamarca? Su moneda está muy vinculada al euro. Por otra parte, el 85% del PIB comunitario tiene como divisa el euro, una evidencia de su solidez.

-Algunos Estados ponen reparos a la inclusión de países del Este en Schengen.

-Hay que evitar tópicos que generan problemas sociales. Europa dispone de fondos para favorecer la integración. Por otra parte, los países del Este están trabajando con seriedad, protegiendo la frontera extracomunitaria. Y no hay que olvidar que acceder a Schengen supone compartir bases de datos y que los cuerpos policiales trabajen de forma conjunta.

-La designación de un superminsitro de Finanzas ya ha suscitado los recelos de Alemania, que lo quiere bajo control de los estados, y no de la Comisión.

-Debe ser una figura que aporte una visión clara sobre cómo avanzar en matera económica. Aún se ha de perfilar su rol en base a los intereses del conjunto, no solo de Alemania o Francia.

-Juncker, que ahora presenta este ambicioso plan, hizo aguas con su fallida asignación de cuotas de refugiados a los países.

-Se ha afrontado el asunto con una visión global, con aspectos que aún no están avanzados. Pero el reparto de refugiados facilita que solo queden diez mil por distribuir.

-Se cuestiona la ética del pacto con Turquía.

-Cuando Erdogan llama nazis a dirigentes europeos o encarcela a periodistas se aleja de Europa. Pero tenemos una relación de vecindad. Y en ese contexto el acuerdo ha reducido en un 97% el flujo de inmigrantes. Lo importante es que no haya familias que se echen en un bote al mar Egeo.

-May quiere una relación privilegiada con la Unión Europea tras el 'brexit'. Europa advierte de que defenderá sus intereses sin agresividad, pero sin inocencia.

-Ahora toca negociar la salida y luego se dará forma a la futura relación. Reino Unido tiene comprometido dinero en proyectos hasta 2020 y no puede marcharse haciendo un 'simpa'.

-Jean-Claude Juncker ha dicho que la Unión respetaría la independencia de Cataluña si fuera un referéndum legal.

-El presidente afirma que ha de prevalecer la decisión del Tribunal Constitucional.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos