Así es 'Nemo', el primer perro de Francia

Macron desciende la escalinata del Elíseo con 'Nemo', recién llegado al palacio presidencial.
Macron desciende la escalinata del Elíseo con 'Nemo', recién llegado al palacio presidencial. / Reuters

Tiene dos años y es el can adoptado por Macron, que se convierte en el primer presidente en ejercicio en tomar esta iniciativa

F. ITURRIBARRIA PARÍS.

El palacio del Elíseo alberga un nuevo inquilino. Se llama 'Nemo', tiene dos años y es un perro de raza labrador cruzada con grifón. El chucho, adoptado el domingo por Emmanuel Macron, se presentó en sociedad ayer a la vera de su nuevo amo, a quien acompañó a recibir a sus invitados a la minicumbre sobre la crisis migratoria. Por la mañana conoció a los miembros del Gobierno reunidos en consejo informal de arranque del curso político.

«Que un presidente en ejercicio adopte es un acto inédito y un símbolo muy fuerte. Es el primer perro de Francia y estamos muy orgullosos», declaró Natacha Harry, presidenta de la Sociedad Protectora de Animales (SPA). La mujer recibió a primeros de mes a Brigitte Macron y la primera dama le pidió que buscara una mascota compatible con las frecuentes visitas al Elíseo y sin celos por sus nietos. El matrimonio presidencial pasó el domingo por las perreras de la institución y se quedó con el animal, previo pago de los 250 euros estipulados por el refugio. «Fue un verdadero flechazo porque es impetuoso, inteligente, juguetón y simpático», contó Harry.

Llamado originalmente 'Marin', los Macron lo han rebautizado 'Nemo' como el capitán del Nautilus en la novela '20.000 leguas de viaje submarino' de Julio Verne, que vivió en Amiens, ciudad natal del presidente francés.

Fotos

Vídeos