Al menos 35 muertos tras el paso de 'María' por el Caribe

Dos coches flotan en una calle totalmente inundada en San Juan (Puerto Rico). / Efe

Es la tormenta más poderosa que ha golpeado Puerto Rico en casi 90 años

REUTERS/EPSan Juan

Al menos 35 personas han muerto tras el paso del huracán 'María' por el Caribe este mes, tras su último paso por las Islas Turcas y Caicos, después de haber dejado atrás a Puerto Rico y otras islas caribeñas donde se registraron vientos y lluvias que han destruido casas, han causado inundaciones y han devastado las economías de estos países.

Al menos 17 personas han muerto en Puerto Rico, según ha informado el periódico puertorriqueño 'El Nuevo Día'. Mientras que en Dominica, con una población de aproximadamente 71.000 habitantes, la cifra de muertos ha alcanzado las 14 personas. En el territorio francés de la isla de Guadalupe han muerto otras dos personas y ha habido un muerto en las Islas Vírgenes. Sin embargo, es probable que la cifra de muertos ascienda cuando se reanude la búsqueda de desaparecidos.

'María' es el segundo gran huracán que azota el Caribe este mes y la tormenta más poderosa que ha golpeado Puerto Rico en casi 90 años. El huracán ha destruido el suministro de energía de la isla y varios ríos se han visto afectados por niveles de inundación récord. El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, decretó un toque de queda el sábado en la isla. "Si no es una situación de emergencia, la gente debe permanecer en sus casas o refugios", aseguró al periódico 'El Nuevo Día'.

Ocho de las víctimas puertorriqueñas se ahogaron en el municipio de Toa Baja (norte), situado a unos 32 kilómetros de la capital, San Juan y más de 4.000 personas han sido rescatadas por las inundaciones en la zona, según ha informado el alcalde, Bernardo Márquez, a un periódico local. Tres mujeres de avanzada edad y, además, hermanas perdieron la vida el miércoles por un deslizamiento de tierra en la zona montañosa del centro del municipio e Utuado, tal y como han contado los familiares y el alcalde de Utuado.

En la capital de la isla, San Juan, donde se conservan una fortaleza y edificios de la época colonial española, la tormenta dejada una estela de restos de escombros. Algunos árboles fueron arrancados de raíz, se cortaron las líneas eléctricas y las calles se convirtieron en ríos. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha asegurado que la isla ha quedado "totalmente destruida" y ha dicho que planea visitarla. A ello se suma que Puerto Rico ya estaba afrontando la mayor crisis de deuda a nivel municipal que ha habido en la historia de Estados Unidos.

Vigilada una presa en Puerto Rico ante el temor a que se desborde por rotura

Las autoridades mantienen en estrecha vigilancia la presa de Guajataca, en el noroeste de Puerto Rico, debido a una rotura que amenaza con desbordarla por los efectos del huracán María, informan hoy medios locales. En las últimas horas han sido evacuados residentes de las dos localidades que se verían afectadas por un eventual desborde de la presa, aunque en menor medida de la que se preveía en un principio.

"Hemos logrado evacuar a 320 personas de los únicos barrios de Isabela y Quebradillas que se verían afectados en caso de ocurrir una rotura mayor o un derrumbe de la represa. Estamos tranquilos de que no se requeriría evacuar a ambos municipios por completo", dijo Juan Vargas, secretario de Salud Pública de Isabela, según al diario El Nuevo Día.

La amenaza de desborde por la rotura en la presa, de 24 pulgadas (0,6 metros), ha disminuido después de que las autoridades identificaran un área erosionada muy cerca de la represa que ha permitido que el agua encontrara otra salida para reducir la presión, indicó el diario. Ayer, fuentes próximas a la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados precisaron a Efe que el lago Guajataca estaba "bajo observación" y que se había activado a la Guardia Nacional para ayudar con el desalojo.

Tanto el Servicio Nacional de Meteorología (SNM), como el gobernador de la isla, Ricardo Roselló, que se desplazó en las últimas horas a la zona, instaron a los residentes a abandonar la zona lo antes posible. El SNM advirtió de que la situación era "extremadamente peligrosa" en la zona, donde hasta unas 70.000 personas podrían haberse visto afectadas por la inundación en caso de que la presa estallara.

Las consecuencias de la tempestad

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (CNH) ha asegurado que tras su paso por Puerto Rico, donde alcanzó la categoría 5, 'María' ha descendido a categoría 3 al tocar tierra en las Islas Turcas y Caicos.

Los pronósticos han indicado que 'María' también podría alcanzar el sureste de Bahamas, pero no parece que vaya a aproximarse a la zona continental de Estados Unidos aunque el oleaje causado por la tormenta sí que ha impactado este viernes en la costa sureste del país. Las estimaciones del CNH señalaban que las lluvias en las Islas Turcas y Caicos podrían alcanzar entre los 20 y los 40 centímetros, lo que podría causar inundaciones repentinas y deslizamientos de tierra.

Los equipos de suministro de Estados Unidos llegaron a Puerto Rico para ayudar en las labores de restablecimiento de la red eléctrica y las Fuerzas Armadas estadounidenses enviaron a cuerpos de tierra y aire, así como aviones para colaborar en las tareas de búsqueda y rescate.

Más de un 95% de los centros de red inalámbrica de la isla estuvieron sin trabajar el jueves por la tarde, según ha informado la Comisión Federal de Comunicaciones estadounidense. Por su parte, en las Islas Vírgenes, más de las cuartas partes de estos centros se encuentran fuera de servicio.

"Un largo camino hacia la recuperación"

En Dominica 'María' ha dejado un 95% de destrozos, según ha asegurado la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas. El huracán alcanzó la categoría 5 el lunes y destruyó las plantas de extracción y el sector de la agricultura, vital para la isla. Asimismo, María ha causado inundaciones en República Do minicana en su aproximación durante la noche del miércoles.

María también se aproximó a Saint Croix (Islas Vírgenes) durante la noche del miércoles cuando aún se encontraba en categoría 5, dejando a la isla sin electricidad y a la mayoría de móviles fuera de servicio.

"Lo peor está detrás de nosotros", ha declarado el gobernador de Islas Vírgenes, Kenneth Mapp. El Gobierno ha impuesto un toque de queda de 24 horas hasta nuevo aviso. Unas 600 personas en Islas Vírgenes se encuentran en refugios de emergencia y muchas zonas están sin electricidad, ha explicado Mapp. "Va a ser un largo camino hacia la recuperación", ha añadido. 'María' ha tocado tierra dos semanas después de que lo hiciera el huracán 'Irma' y golpeara a las islas de Saint Thomas y Saint John.

Fotos

Vídeos