Mueren 18 personas tras embestir un autobús a un camión en Alemania

Los bomberos enfrían los restos del autobús calcinado. ::  afp/
Los bomberos enfrían los restos del autobús calcinado. :: afp

Las víctimas quedaron atrapadas en el interior del autocar, que se consumió en pocos minutos antes de que llegaran los bomberos

JUAN CARLOS BARRENA

berlín. Con un balance de dieciocho muertos y treinta heridos, algunos en estado crítico, Alemania registró ayer uno de los más graves accidentes de circulación que se recuerdan en su historia moderna. El siniestro se produjo sobre las siete de la mañana al colisionar, por causas que aún se desconocen, un autobús turístico contra la parte trasera del remolque de un camión pesado que había reducido su velocidad ante el comienzo de una zona de obras en la autopista A9 que une Berlín y Múnich.

Las fuerzas de rescate tardaron menos de diez minutos en alcanzar el lugar del siniestro, a la altura de la localidad de Münchberg, en la norteña región bávara de Franconia, pero no pudieron hacer nada por los pasajeros atrapados en el autocar, que se incendió al producirse el choque y se consumió en pocos minutos, dejando solo un amasijo de hierros humeantes. Varios de los supervivientes sufrieron quemaduras de gravedad al escapar del autobús envuelto en llamas.

El ministro del Interior de Baviera, Joachim Herrmann, criticó el «comportamiento absolutamente irresponsable» de algunos automovilistas en el atasco que se formó tras la colisión por obstaculizar la formación de un pasillo de emergencia en la autopista para permitir la rápida circulación de los vehículos de los bomberos y las ambulancias.

Herrmann señaló también que el autobús incendiado generó tanto calor que fue imposible para los bomberos intentar siquiera el rescate de sus ocupantes y tuvieron que limitarse a sofocar las llamas. Al lugar del siniestro acudieron mas de doscientos miembros de las fuerzas de rescate, entre bomberos, ambulancias y personal del servicio técnico de emergencias, así como media docena de helicópteros sanitarios que trasladaron a los heridos mas graves a hospitales cercanos.

Los dieciocho fallecidos resultaron totalmente carbonizados y fue necesaria la intervención de un equipo de especialistas forenses para recuperar y posteriormente tratar de identificar los cadáveres.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos