Moscú rechaza el ultimátum británico

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, anunció ayer que su país no dará a Reino Unido las explicaciones que exige sobre el envenenamiento del exespía Serguéi Skripal y su hija Yulia, mientras Londres lo haga en tono de ultimátum y no facilite a Moscú muestras de la sustancia tóxica. Lavrov, que convocó además al embajador británico, recordó a Londres, que antes de nada, debe saber que «la Convención sobre Prohibición de Armas Químicas obliga a contactar inmediatamente con el país sospechoso de haber empleado este tipo de componentes».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos