El monstruoso 'Irma' ya devasta el Caribe

Fuertes vientos azotan la capital de Puerto Rico. Abajo, los ciudadanos de Homestead (Florida) hacen acopio de víveres ante la próxima llegada del huracán. :: reuters y AFP
Fuertes vientos azotan la capital de Puerto Rico. Abajo, los ciudadanos de Homestead (Florida) hacen acopio de víveres ante la próxima llegada del huracán. :: reuters y AFP

Vientos de 300 kilómetros por hora arrasan las Antillas Menores y amenazan a las Mayores camino del continente americano

MILAGROS LÓPEZ DE GUEREÑO LA HABANA.

'Irma', el huracán más monstruoso nunca antes formado sobre el Atlántico, arrasó ayer a su paso por las pequeñas islas del Caribe, y en su avance con categoría cinco de la escala Saffir Simpson y vientos sostenidos de 300 kilómetros por hora amenazaba a Puerto Rico, República Dominicana, Haití, y en menor medida a Cuba, antes de que a finales de semana descargue toda su fuerza destructora en Florida.

Las cálidas aguas de las Antillas son el combustible del que se nutre el potente fenómeno meteorológico que avanza a 26 kilómetros por hora, según el último parte de las autoridades. La pasada madrugada la furia de 'Irma' dejó incomunicadas a varias islitas de las Antillas Menores, como Antigua, con daños menores a los esperados, aunque en Barbuda, donde viven 1.645 personas y hay 545 viviendas, muchas de estas se vieron afectadas, las líneas telefónicas quedaron cortadas y arrancó el tejado de un cuartel de la policía cuyos miembros debieron refugiarse en la estación de bomberos. En las pequeñas islas San Bartolomé y San Martín, territorio galo, donde dejó dos muertos y dos heridos, el terrible huracán destruyó incluso los cuatro edificios más seguros.

Las autoridades apuntan los «daños catastróficos» que se esperan del colosal ciclón, el más grande en un siglo, e indican que aún es pronto para cifrarlos e incluso para precisar si se han registrado más pérdidas de vidas humanas en su primer embate. Las imágenes que se han difundido son impactantes. Las inundaciones cubrían casi completamente los coches, llegando hasta la mitad de la altura de grandes camiones, autobuses volcados por la fuerza de los vientos, casas anegadas, y vecinos impotentes mirando de sus balcones las calles convertidas en impetuosos ríos. Sin embargo, en general, las autoridades de las distintas islas afectados aseguran que han funcionado bien los sistemas de prevención de daños, donde se recalca la importancia de alejarse de los litorales, no salir durante el paso del ojo del huracán, buscar refugio seguro, proteger ventanas y puertas, especialmente si son de cristal, y aprovisionarse de agua potable y alimentos no perecederos por si se producen inundaciones y apagones.

Y mientras en esas islas comenzaban a hacer recuento de daños, en Islas Vírgenes y Puerto Rico se preparaban para enfrentar el que se prevé brutal impacto, aunque el ojo permanecerá sobre el mar. En el territorio estadounidense del Caribe, el gobernador Ricardo Roselló dispuso la apertura de 460 alberges para que sus 3,5 millones de habitantes puedan refugiarse, e incluso lleven hasta las mascotas. Especialistas advirtieron que tras el paso de Irma por Puerto Rico podría faltar la energía eléctrica por un período de hasta tres meses, especialmente en la infraestructura del norte de la isla. Para el mediodía de ayer, las ráfagas de viento arrancaban ya ramas y árboles y hacían peligroso circular en coche.

Desprotegidos en Haití

También en la costa norte de República Dominicana y Haití se decretó la alerta roja ante el paso del imponente temporal. Sin embargo, residentes haitianos denunciaron que no están preparados para afrontar una tormenta de esta fuerza. En Cuba, donde sus efectos comenzarán a sentirse mañana, se decretó la fase de alarma ciclónica en las zonas orientales desde Guantánamo y Santiago de Cuba hasta el centro del país. Desde allí hasta La Habana se encuentran en fase informativa.

Sin embargo, la mayor de las Antillas podría librarse del impacto directo porque una de las últimas estimaciones apunta que 'Irma' transitará por el mar sin tocar tierra y girará hacia el norte enfilando con todo su poder de destrucción hacia el sur de La Florida, desde donde atravesará por tierra presumiblemente hacia el Golfo de México. Mientras tanto, detrás de 'Irma'se está formando 'José', que promete también ser peligroso. Y en el Golfo de México ha aparecido 'Katia', que amenaza a Tampico con una fuerza creciente.

Fotos

Vídeos