México registra más de 634 réplicas del terremoto

Entierro de una de las víctimas del terremoto en Juchitán. :: reuters/
Entierro de una de las víctimas del terremoto en Juchitán. :: reuters

El seísmo se ha cobrado hasta el momento 62 muertos, además de varios centenares de heridos y cerca de dos millones de damnificados

M. LÓPEZ DE GUEREÑO

la habana. Las más de 634 réplicas, una de magnitud 6,1, registradas desde que la noche del jueves el peor terremoto en un siglo sacudió el centro y sur de México con una intensidad de 8,2, no dan respiro a los habitantes de Oaxaca y Chiapas, los Estados más castigados. Hasta el momento se han documentado 62 muertos, el último encontrado por los equipos de rescate era un policía atrapado en los escombros del Palacio Municipal de Juchitán. A los fallecidos hay que añadir varios centenares de heridos y cerca de 2 millones de damnificados.

Paralelamente, en esos Estados y en la capital se instalaron centros de recogida de donaciones. La Coordinación Estatal de Protección Civil detalló que lo más necesario es agua embotellada, mantas, productos enlatados, leche en polvo, maíz, aceite, azúcar, cloro, botiquín de primeros auxilios y productos de uso personal, como toallitas húmedas, papel higiénico y pañales.

A consecuencia del sismo, numerosas viviendas quedaron convertidas en cascotes, camionetas reducidas a cubos de desguace, y sólidos edificios coloniales agrietados, el histórico vitral del Congreso y la iglesia de Tlaxcala también fueron afectados, y colapsó el puente de la autopista Peñón Texcoco. Unas quinientas viviendas resultaron destruidas y varios edificios altos presentan riesgo de desplome. Sus ocupantes entraron a recoger pertenencias bajo su propio riesgo.

El presidente Enrique Peña Nieto supervisó en Juchitán, Oaxaca, los daños del terremoto. Según el mandatario, la prioridad era restablecer el suministro de agua, alimentos y la atención médica de los afectados.

Fotos

Vídeos