Merkel reconoce que será difícil «juntar a los extremos» para gobernar en Alemania

Angela Merkel llega, ayer, en Berlín, al lugar de las negociaciones. :: efe/
Angela Merkel llega, ayer, en Berlín, al lugar de las negociaciones. :: efe

Las conversaciones, atascadas en temas de inmigración y de medio ambiente y energía, van para largo, según el líder de los liberales

JUAN CARLOS BARRENA

berlín. Arduos y agotadores. Los sondeos previos a las negociaciones para la formación de una nueva coalición de gobierno en Alemania no solo son un reto político, sino también físico para los participantes, ante los más que lentos progresos y las sesiones maratonianas a las que se someten los 52 integrantes de las delegaciones de los partidos. Como la que finalizó la pasada madrugada, después de 15 horas ininterrumpidas de debates.

Los representantes de cristianodemócratas y socialcristianos bávaros (CDU/CSU), liberales (FDP) y Los Verdes se dieron, sin embargo, un breve respiro para echar una cabezadita y darse una ducha rápida antes de reiniciar hoy los contactos poco antes del mediodía. Las diferencias en materia de migración y refugiados, así como medio ambiente y energía, los dos capítulos más espinosos de los sondeos, complican un acuerdo mínimo que permita pasar a la fase negociadora. Las posiciones se encuentran tan estancadas que se da por sentado que las conversaciones, iniciadas hace casi un mes, durarán todo el fin de semana y podrían extenderse hasta bien entrada la semana próxima.

La canciller y líder conservadora, Angela Merkel, se vio obligada a exigir públicamente nuevos impulsos de los participantes para llegar al consenso. «La tarea de formar un gobierno para Alemania es una misión tan importante que merece la pena el esfuerzo», dijo Merkel, quien comentó que en los sondeos se han abordado multitud de temas y numerosos detalles. «Por eso no resulta trivial intentar juntar los extremos, aunque no será nada fácil, será mas bien duro», admitió la jefa del Gobierno alemán, que trata de consensuar una alianza que le permita abordar su cuarta legislatura consecutiva.

Enrocados en sus posiciones se muestran los socialcristianos, los socios permanentes de la CDU en Baviera, y Los Verdes. Los primeros siguen empeñados en plantear una cuota máxima de acogida de refugiados y mantener congelada la reunificación familiar, mientras los segundos consideran ambas exigencias inaceptables. Pese a todo, el hecho de que se mantengan los contactos muestra que hay disposición por llegar a un acuerdo y que todos han asumido la responsabilidad de tratar de pactar un gobierno estable para el país.

Wolfgang Kubicki, vicepresidente de los liberales, ha dado por sentado que los sondeos van para largo: «Del centenar de temas que tenemos que resolver solo hemos concretado dos y con el tercero nos hemos atascado».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos