Maduro, ratificado por la ANC, ofrece diálogo a EE UU

Nicolás Maduro visitó ayer la sede de la Asamblea Nacional Constituyen para ser ratificado en su cargo. :: efe
Nicolás Maduro visitó ayer la sede de la Asamblea Nacional Constituyen para ser ratificado en su cargo. :: efe

El mandatario venezolano observa con recelo la próxima gira del vicepresidente Pence por varios países de la región

MILAGROS LÓPEZ DE GUEREÑO LA HABANA.

Nicolás Maduro, tras ser ratificado presidente por su Asamblea Nacional Constituyente (ANC) ofreció ayer realizar una cumbre de presidentes, dialogar «por las buenas o por las malas» y ordenó gestiones para conversar con el gobernante de Estados Unidos. «Si está tan interesado en Venezuela, aquí estoy yo (...). Mister Donald Trump, aquí está mi mano», dijo. No debe de ser casualidad. Coincide con el anuncio de la primera gira de un alto funcionario de la administración de EE UU. El vicepresidente Mike Pence comenzará el mañana su viaje a Latinoamérica donde Venezuela, junto el combate al narcotráfico, dominarán la agenda.

Después de que Washington calificara al Gobierno chavista de «dictadura» se presume que Pence aprovechará sus cinco días por la región para continuar presionando a varios países para que también sancionen al régimen madurista. Según el diario 'El Tiempo', EE UU «espera que Colombia no solo sea uno de los primeros en dar el paso sino que lidere la iniciativa».

Por el momento, Juan Manuel Santos es el que con más dureza se ha pronunciado contra el presidente del país vecino. «Lo que hemos visto es una destrucción de la democracia en Venezuela», dijo hace poco. Por la frontera común ingresan diariamente miles de venezolanos buscando escapar de la crisis de su país. Quizá Santos espera recibir más apoyo económico, y no solo verbal, para afianzar el proceso de paz con las FARC. Para el próximo viernes, cuando Pence -considerado como el hombre de América Latina en la Casa Blanca-, regrese a casa tendrá una idea más clara de la opinión de los gobiernos de Colombia, Argentina, Chile y Panamá sobre Venezuela. Pero no se prevé una mejoría de las relaciones con el mandatario chavista.

Apoyo ruso

Ante las posibles sanciones que reciba Caracas desde la región, y muy especialmente las que promete Trump sobre el petróleo, Venezuela se ha acercado a Moscú ofreciendo activos petroleros a cambio de fondos para la supervivencia. A cambio Vladímir Putin, a través de la petrolera rusa Rosneft, estaría tomando control de las reservas venezolanas de crudo. La agencia Reuters cifra los préstamos en 6.000 millones de dólares (unos 5.000 millones de euros). Ese respaldo influiría en el rumbo hacia adelante que ha tomado Maduro. Desde el año pasado Rosneft, adelantando sumas millonarias, ha negociado con Petróleos de Venezuela (PDVSA) el control de la mayor parte de cinco proyectos petroleros en el país americano.

Maduro, contando con ese colchón para no sucumbir a la crisis económica y política, tildó a Trump de «emperador» y «sultán». «Se cree un nuevo rey de reyes? El único rey de reyes que hay es nuestro señor Jesucristo». Y afirmando que las sanciones impuestas a 22 funcionarios venezolanos no tienen «base jurídica», exhortó a la presidenta de la ANC, Delcy Rodríguez, la mujer más poderosa de Venezuela en este momento, a «buscar justicia» en EE UU.

Mientras, el presidente chavista dio el disparo de salida a las elecciones regionales del 10 de diciembre. La oposición confirmó su participación aunque no todos los sectores están de acuerdo con estar presentes en esta convocatoria, que para algunos supone dar legitimidad al Gobierno y a la Constituyente.

Fotos

Vídeos