Macron interviene en la crisis libanesa y consigue el traslado de Hariri a París desde Riad

F. ITURRIBARRÍA PARÍS.

Saad Hariri regresa a Líbano con escala en París gracias a la mediación de Emmanuel Macron. El primer ministro dimisionario libanés viajó ayer desde Arabia Saudí a la capital francesa donde anunció que volverá a Beirut como muy tarde el próximo miércoles, día de la fiesta nacional de independencia. Allí se manifestará sobre su dimisión, que anunció el pasado día 4 en Riad y que el presidente libanés, Michel Aoun, aún no la ha aceptado pues le exige que la presente en persona y exponga los motivos. Hariri se trasladó en avión a París a invitación de Macron con quien se entrevistó a solas en el palacio del Elíseo. Acto seguido almorzó con el presidente francés y la primera dama, Brigitte Macron, en compañía de su esposa, Lara, y de su hijo mayor, Houssam, que se desplazó desde Londres. Los otros dos hijos del matrimonio libanés se quedaron en Arabia Saudí donde ambos adolescentes residen y están escolarizados. Al término de las reuniones, Hariri declaró en francés y árabe que dará a conocer la decisión sobre su futuro político tras entrevistarse en los próximos días con Aoun en Líbano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos