Londres tiene evidencias de que Rusia desarrolló y almacenó el gas nervioso Novichok

AGENCIAS

londres. Londres tiene «evidencias» que apuntan a que Rusia «desarrolló y almacenó» Novichok, el agente nervioso usado para envenenar al exespía ruso Serguéi Skripal y su hija, Yulia, dijo ayer el ministro británico de Asuntos Exteriores, Boris Johnson. En una entrevista con la BBC, afirmó que en los últimos diez días su país ha recabado pruebas que atestiguan que «Rusia no solo ha estado investigando la entrega de agentes nerviosos para los propósitos de asesinato, sino también de que ha estado creando y almacenando Novichok».

El político tory confirmó además que un grupo de expertos de la Organización Internacional para la Prohibición de Armamento Químico -un organismo regulador- se desplazará hoy hasta Salisbury, la localidad inglesa donde se produjo el incidente, para llevar a cabo pruebas sobre la citada toxina.

Ese componente químico altamente nocivo fue utilizado el pasado día 4 para envenenar a los Skripal, un suceso del que el Gobierno de Theresa May responsabiliza al Kremlin de Vladímir Putin, y que ha desatado una grave crisis política y diplomática entre ambos países. Johnson aseguró que su país hará «todo lo posible para ayudar a llegar al fondo» del asunto y esclarecer las circunstancias, aunque expresó sus dudas de que «tener a investigadores rusos implicados» pudiera ayudar en la pesquisa.

En el punto de mira

Reino Unido se encuentra «en el punto de mira del Kremlin» porque es el país que «ha desafiado en repetidas ocasiones» a Rusia, opinó en la misma entrevista. Otros, como Estados Unidos, Alemania, Francia y los Países Bálticos, han experimentado en el pasado «interferencias y comportamiento maligno y perturbador por parte de Rusia», agregó. «Ven un país que camina en la dirección equivocada y por eso se muestran tan inclinados a no conceder a Rusia el beneficio de la duda y a apoyar al Reino Unido», concluyó.

En un artículo divulgado ayer por el dominical británico The Sun on Sunday, Johnson tildó de «inútiles» las medidas detalladas este sábado por Rusia contra Londres, por considerar que «solo castigarán a los ciudadanos rusos». Se refirió a la expulsión de 23 diplomáticos británicos -acción idéntica a la adoptada previamente por el Ejecutivo de Londres-, así como el cierre del Instituto británico -que promueve lazos culturales entre países- y la retirada del permiso de apertura del Consulado general británico en San Petersburgo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos