Ledezma combatirá a Maduro desde España

Ledezma combatirá a Maduro desde España

El opositor anuncia una gira mundial para denunciar los abusos de la «narcodictadura» de Venezuela antes de ser recibido por Rajoy

DANIEL ROLDÁN MADRID.

Cansado y muy sonriente, Antonio Ledezma aterrizó ayer en el aeropuerto de Barajas. En la sala de llegadas le esperaba una pequeña delegación de compatriotas venezolanos, encabezados por su mujer Mitzy Capriles y sus hijas Antonietta y Mitzy. No pudieron contener la emoción. Lágrimas, abrazos, banderas y la entonación del himno nacional del país sudamericano convirtieron el Adolfo Suárez por unos momentos en el aeropuerto internacional de Maiquetía Simón Bolívar. Al grupo de amigos y simpatizantes de Alianza Bravo Pueblo, el partido de Ledezma, les acompañaba el expresidente de Colombia, Andrés Pastrana. También recibió el cariño de los expresidentes Felipe González y José María Aznar -quienes le dieron la «bienvenida a la libertad»-, y de Albert Rivera entre otros políticos españoles.

Ledezma concluía así un encierro de más de mil días en su domicilio y una pequeña odisea para poder salir de su casa-prisión caraqueña, donde cumplía una condena de arresto domiciliario por una supuesta conspiración contra el presidente de la república, Nicolás Maduro. El alcalde burló a sus guardias y logró llegar hasta Cúcuta, ciudad colombiana fronteriza con Venezuela. De allí, traslado a Bogotá y vuelo a Madrid.

Una fuga de la que no estaba enterada ni su familia. «Cuando viviendo como una película de James Bond hice este recorrido de más de 24 horas, pasando 29 puntos de control, alcabalas (puestos de policías), atravesando trochas (veredas), asumiendo todos los riesgos, no hacía sino pensar en el valor de la libertad», apuntó el regidor a AFP. También reconoció que le habían ayudado militares de su país en su huida.

Libertad

«En España me siento libre», señaló Ledezma, de 62 años, tras recibir los parabienes de sus más allegados. «Voy a dedicarme a recorrer el mundo, voy a contribuir en el exilio a ser una extensión de la esperanza de los venezolanos de salir de este régimen, de esta dictadura», indicó el alcalde metropolitano, quien cargo con dureza contra la «narcodictadura» que sufre Venezuela. «Hay violencia contra las instituciones, se han cometido fraudes electorales y se mantienen encarcelados a los disidentes políticos», comentó.

«Es un gobierno -subrayó- que ha despilfarrado una inmensa fortuna y donde se han robado más de 600.000 millones de dólares (unos 508.000 millones de euros)». Ledezma reconoció que lloró al ver que un Estado con unas inmensas «reservas de petróleo» permitía que niños y mujeres busquen en cubos «de la basura» algo para llevarse a la boca.

A las pocas horas de su llegada a Madrid, Ledezma mantuvo un encuentro con Mariano Rajoy en la Moncloa, al que informó sobre la situación política, humanitaria y social del país sudamericano. El presidente del Gobierno ratificó que la solución a la crisis venezolana pasa por la liberación de todos los presos políticos, la celebración de unas elecciones que sean homologadas por la comunidad internacional y la negación de la existencia de la Asamblea Constituyente, un Parlamento paralelo auspiciado por el chavismo que ha provocado más divisiones en la oposición.

Ledezma arremetió contra la decisión de cuatro gobernadores opositores electos en los comicios regionales del 15 de octubre de juramentarse ante la Asamblea Constituyente, una forma de reconocer una instancia denostada por la oposición. «Ahorita lo único bueno que ha tenido el Gobierno (de Maduro) ha sido los errores cometidos por la diligencia de la oposición, a la que invito desde España a hacer un ejercicio de autocrítica para rectificar», declaró.

Este paso de los gobernadores causó una profunda división. El excandidato presidencial Henrique Capriles anunció que abandonaba la opositora Mesa de Unidad Democrática, y condicionó su retorno al retiro de la misma de Henry Ramos Allup, veterano líder de Acción Democrática (AD), partido al que pertenecen los cuatro gobernadores.

Según Ledezma, la oposición debe «encontrar la brújula que se nos ha perdido» tras unas «incoherencias qeu han sido muy dañinas» y más cuando «Venezuela está a punto del colapso definitivo». Estas diferencias se producen antes de abrir una mesa de diálogo en Santo Domingo -1 y 2 de diciembre- entre la oposición y el Gobierno. Para Ledezma esta propuesta es en realidad una «treta» de Maduro para «burlarse de los venezolanos».

El alcalde precisó que trabajará dentro del movimiento Soy Venezuela, impulsado por la exdiputada y destacada figura opositora María Corina Machado.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos