Japón, camino de elegir de nuevo al conservador Abe

Abe, ayer, en el último mitin de la campaña en Tokio. :: T. K. / AFP/
Abe, ayer, en el último mitin de la campaña en Tokio. :: T. K. / AFP

El primer ministro apela a la amenaza nuclear de Corea del Norte para reformar la Constitución en unos comicios con dos nuevos partidos en liza

RAMÓN ABARCA TOKIO.

Japón vivió ayer su último día de campaña de cara unas elecciones anticipadas en las que el primer ministro, el conservador Shinzo Abe, parte como favorito indiscutible y en el que la llegada del tifón 'Lan' podría tener un impacto fuerte en la participación. Los principales líderes protagonizaron por todo el país los últimos actos de una campaña que comenzó el pasado 10 de octubre tras la convocatoria con un año de adelanto de estos comicios para la Cámara Baja del Parlamento, informa Efe.

Abe, líder del conservador Partido Liberal Demócrata (PLD), formación que lleva en el poder en Japón desde 1955 casi de manera ininterrumpida, celebró diversos actos en ciudades de tres provincias diferentes. En el barrio tokiota de Akihabara, epicentro de la tecnología y el manga, el primer ministro reunió a más de un millar de personas bajo una persistente lluvia e insistió en la necesidad de apostar por la estabilidad y la fortaleza de su Gobierno, además de hacer hincapié en sus logros económicos.

«No podemos permitirnos que Corea del Norte nos venza», aseguró en su discurso Abe, que ha utilizado la crisis de los misiles con el régimen del norcoreano Kim Jong-un como uno de los ejes de su campaña. «Voy a votar por él por su política exterior. Gracias a Abe y nuestra fuerte alianza con EE UU, Japón ha vuelto a tener un papel importante a nivel internacional», aseguró a un hombre de 33 años. Por su parte, Mari, una estudiante universitaria de 23 años, explicó durante el acto que apoyará al PLD por «la buena situación del empleo» en su país, donde la tasa de paro se sitúa en mínimos históricos del 3 por ciento.

En un ambiente bastante caldeado, las banderas de Japón de sus seguidores se mezclaban con algunas pancartas con lemas como «Odio a Shinzo Abe» que portaban detractores que le gritaban acaloradamente «Dimite» y «sinvergüenza». A pasar del deterioro de la popularidad de Abe, que busca revalidar su mandato por tercera vez en cinco años, su partido conseguirá, según muestran todas las encuestas, repetir o incluso ampliar su contundente mayoría en la Cámara de Representantes, donde en diciembre de 2014 consiguió 291 de los 475 escaños. Abe anunció la disolución del Parlamento y la celebración de estos comicios anticipados a finales de septiembre con el argumento de fortalecer su Gobierno para hacer frente a la amenaza de Corea del Norte y para continuar con sus políticas económicas, conocidas como 'Abenomics'.

Los analistas coincidieron que el primer ministro quiso aprovechar debilidad de la oposición y un repunte en su castigada popularidad gracias a la amenaza nuclear norcoreana para extender un mandato que concluía a finales de 2018. La desintegración durante el arranque de la campaña de la hasta ahora segunda fuerza del país, el centrista Partido Democrático (PD), que gobernó de 2009 a 2012, ha cambiado el panorama político de Japón.

Dos nuevas formaciones, creadas a toda prisa a penas hace tres semanas, compiten por convertirse en el primer partido de la oposición. El nuevo Partido de la Esperanza, que cuenta como principal baza con la popularidad de su líder y creadora, la gobernadora de Tokio, Yuriko Koike -a pesar de que no se presenta como candidata- y su mensaje de superar la viaje política nipona.

Por su parte, el Partido Constitucional Democrático de Japón (PCDJ), liderado por Yukio Edano y que aglutina al sector más liberal del antiguo PD, se opone frontalmente a la reforma de la pacifista Constitución nipona, que busca llevar a cabo Abe. «Las encuestas muestran cómo el PLD continuará en el poder a pesar de Abe. Se está beneficiando de la falta de una alternativa plausible. La mitad de sus votantes reconoce que le apoyan pero no porque le admiren, sino porque no hay más alternativa», explicó el director de Estudios Asiáticos de la Universidad Temple de Japón, Jeff Kingston. Este experto asegura además que la reciente crisis de misiles de Corea del Norte ha resucitado al primer ministro, cuya popularidad se hundió del 60 al 26% en agosto por varios acusaciones de amiguismo.

Más

Fotos

Vídeos