El sur de Italia confía en el M5E para dejar de ser periferia

Luigi di Maio y Beppe Grillo, fundador del Movimiento 5 Estrellas, el lunes en Roma. :: A. Di Meo / efe/
Luigi di Maio y Beppe Grillo, fundador del Movimiento 5 Estrellas, el lunes en Roma. :: A. Di Meo / efe

El éxito en las legislativas del partido liderado por Luigi Di Maio se explica porque arrasó en las regiones meridionales, donde la crisis persiste

DARÍO MENOR ROMA.

28-0 en Sicilia; 24-0 en Apulia; 9-0 en Cerdeña; 3-0 en Basilicata; 33-1 en Campania; y 9-3 en Calabria. El apabullante resultado obtenido por el Movimiento 5 Estrellas (M5E) en la batalla por las circunscripciones uninominales de las regiones meridionales durante las elecciones legislativas del domingo muestra dónde ha estado la clave de su éxito: el sur. La zona más empobrecida de Italia y que lleva décadas sufriendo el olvido por parte de los sucesivos Gobiernos abandonó su tradicional conservadurismo para apoyar de forma mayoritaria la candidatura de Luigi Di Maio.

«Voto al M5E porque después de elegir en el pasado a Berlusconi y a la izquierda, creo que es el único capaz de conseguir que el sur vuelva a levantarse. Durante años la política no ha hecho nada por nosotros. Nos ha traicionado», se quejaba a la salida de un mitin de Di Maio en Palermo Anna Maria Elice, una señora que acaba de jubilarse tras trabajar durante toda la vida en una óptica. «Aquí no hay apenas trabajo, el que encuentras es precario y los jóvenes tienen que emigrar. Mis hijos y mis sobrinos se han ido todos menos uno. Y encima se atreven a decirnos que la crisis se ha acabado. ¡En el sur no! Aquí estamos muy enfadados».

El discurso de Anna Maria es similar al del ejército de votantes que optaron el domingo por el M5E: se sienten defraudados con los partidos tradicionales y han dado una oportunidad a una formación joven y con un discurso posideológico centrado en unos pocos temas concretos. Di Maio lo dejó claro el pasado lunes al analizar el resultado obtenido en las legislativas (32%). Marcó estas prioridades para la próxima legislatura: pobreza, fin de los derroches y de los gastos superfluos, inmigración, seguridad, trabajo, impuestos y desarrollo económico para las empresas.

Luciano Brancaccio, docente de sociología en la Universidad Federico II de Nápoles, ofrece tres motivos que pueden explicar el éxito del M5E en las regiones meridionales. «El primero es la sensación de separación respecto a las zonas más ricas del país y donde se toman las decisiones. Luego están las ganas de romper con la 'casta' de la vieja política. Y en tercer lugar, pesa el rechazo a lo que viene de fuera: la inmigración, la finanza internacional o la Unión Europea». Para Brancaccio, en el sur la crisis económica se ha solapado a una crisis de gobernabilidad. «Los servicios e infraestructuras no sólo es que no mejoren, es que han empeorado en los últimos años. No sentimos la periferia de la nación», se queja. Hay símbolos que lo demuestran y duelen a los habitantes del 'Mezzogiorno', como la red de alta velocidad ferroviaria, inexistente al sur de Nápoles.

En solitario

El éxito del M5E en la zona meridional tuvo su adelanto el pasado noviembre en las elecciones regionales de Sicilia. Fue la formación en solitario más votada, aunque se vio superada por la coalición de centro derecha y no pudo llegar al poder. «El M5E es el destinatario de la rabia que ha incubado la sociedad, tanto de los jóvenes sin trabajo como de la clase media desilusionada», cuenta Nino Amadore, periodista en Palermo de 'Il Sole 24 Ore', diario propiedad de Confindustria, la patronal italiana. Precisamente del presidente de este organismo llegó ayer un mensaje de confianza a un eventual Gobierno liderado por el M5E. «Es un partido demócrata, no da miedo», comentó Vincenzo Boccia.

Durante la noche electoral hubo analistas políticos que explicaron el éxito de Di Maio en el sur por su promesa de otorgar una 'renta mínima de ciudadanía' de 780 euros mensuales por persona. La ayuda estaría condicionada a realizar cursos de formación y trabajo comunitario y se perdería en caso de rechazar tres ofertas laborales. Brancaccio no cree en cambio que fuera determinante esta medida, calificada de «asistencialista» por sus detractores. «Otros partidos también hacían promesas similares», recuerda. «El éxito del M5E ha sido transversal. Si sólo hubiera interesado a los más desfavorecidos no habría conseguido un consenso tan alto. En algunas zonas del sur obtuvo porcentajes superiores al 60%. Ha sido sobre todo un voto contra el sistema. Veremos ahora cómo el M5E transforma ese malestar en actos concretos si forma un Gobierno», dijo.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos