Irak aísla del mundo a los kurdos con el cierre de sus aeropuertos

MIKEL AYESTARAN ENVIADO ESPECIAL ERBIL.

El embargo aéreo que Irak ha impuesto a la región autónoma kurda (KRG) entró en vigor a las seis en punto de la tarde (17:00 horas en España) y no se levantará hasta que los kurdos accedan a «trasladar el control de los aeropuertos al Gobierno federal», solo entonces «los vuelos internacionales van a volver a operar», recogió un comunicado difundido por la oficina del primer ministro iraquí, Haidar Al Abadi. Mientras que los dirigentes kurdos definieron esta medida de «castigo colectivo», la nota emitida por las autoridades iraquíes defendió todo lo contrario, ya que se trata de «un trámite constitucional y legal aprobado por el consejo de ministros para el beneficio de los ciudadanos del Kurdistán».

La tensión entre los gobiernos de Erbil y Bagdad crece desde que el lunes los kurdos celebraran un referéndum en el que los ciudadanos votaron de forma masiva (92%) a favor de la separación de Irak. Abadi exige ahora la «anulación de los resultados» de esta consulta como exigencia previa a cualquier negociación, y, a petición del Parlamento, además del embargo aéreo ordenó el despliegue de tropas en las zonas en disputa con los kurdos.

En Erbil la sensación era de incredulidad y hasta el último instante la gente pensaba que los vuelos internacionales seguirían operando, pero los únicos que podrán hacerlo serán «los vuelos humanitarios, militares y diplomáticos», afirmó la directora del aeropuerto internacional de la capital kurda, Talar Faiq Saleh.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos