El gran enemigo de Putin recobra la libertad tras su tercera condena en 2017

Alexéi Navalni, fotografiado poco después de haber sido puesto en libertad una vez más. :: afp
/
Alexéi Navalni, fotografiado poco después de haber sido puesto en libertad una vez más. :: afp

El bloguero Alexéi Navlani se reincorporó inmediatamente a su campaña para exigir que se le permita concurrir a las elecciones

RAFAEL M. MAÑUECO * RMAÑUECO@ELCORREO.COM

moscú. El bloguero anticorrupción, Alexéi Navalni, el principal adversario político del presidente Vladímir Putin, fue puesto ayer en libertad tras una nueva condena de 20 días de prisión por, según la sentencia emitida entonces por el juez, convocar manifestaciones no autorizadas. Lo primero que hizo ayer Navalni fue trasladarse de Moscú a Ástrajan para continuar su campaña electoral participando en un mitin que esta vez sí contó con el visto bueno de las autoridades.

Durante el acto, al líder opositor le preguntaron si le gusta que la estrella televisiva Ksenia Sobchak, vinculada en un principio a Valdímir Putin y ahora detractora del presidente, haya presentado su candidatura a los comicios de marzo de 2018. Alexéi Navalni no alabó su decisión ni le dedicó ninguna palabra de apoyo, se limitó a decir que «cualquiera tiene derecho a participar en las elecciones». «A mí me gustan unos más que otros», añadió sin más aclaraciones.

Casi todo el mundo ha interpretado sus palabras como un indicio inequívoco de que no está muy contento con la incorporación a la lucha por el sillón presidencial de la hija del difunto alcalde de San Petersburgo Anatoli Sobchak. Alexéi y Ksenia compartieron tribuna enardeciendo a las masas durante las multitudinarias manifestaciones de diciembre de 2011 contra Putin. Pero, según ha advertido la Comisión Electoral Central, Navalni está inhabilitado y no podrá presentar su candidatura por tener antecedentes penales, mientras que Sobchak sí podría concurrir a los comicios, salvo que el Kremlin decida vetarla como ha hecho con tantos otros. El bloguero anticorrupción continúa con su campaña electoral porque confía en ser incluido finalmente en la lista de candidatos. En tal caso, Sobchak ha prometido retirarse de la carrera hacia al Kremlin.

CLAVES La comisión electoral mantiene su prohibición para presentarse a las presidenciales Acogió con frialdad la presentación de la estrella televisiva Ksenia Sobchak como candidata

Navalni fue detenido el pasado 29 de septiembre al salir del portal de su vivienda en Moscú hacia la estación de ferrocarril con el propósito de viajar a la ciudad de Nizhni Nóvgorod para participar en un mitin. El juez le condenó al día siguiente a 20 días de prisión menor, la tercera en lo que va de año sin contar las numerosas veces que por otros motivos tuvo que pernoctar en los calabozos policiales. El pasado 7 de octubre tuvo lugar en toda Rusia una jornada de protesta coincidiendo con el 65 cumpleaños de Putin, que fue convocada por el popular bloguero. Él pensaba haber acudido a la manifestación programada en San Petersburgo, la ciudad natal del presidente, pero se la perdió por estar en la cárcel.

Durante las últimas semanas, Navalni ha intentado sin éxito obtener permiso para organizar mítines y manifestaciones en diversas ciudades rusas. Sí logró, sin embargo, autorización en Ekaterimburgo, Omsk, Novosibirsk, Vladivostok y ayer Ástrajan.

El Consejo de Europa ha exigido a Moscú que permita al líder opositor tomar parte en las presidenciales del año que viene.

Fotos

Vídeos