El Gobierno británico revisará su trabajo con Oxfam tras el escándalo sexual

El Gobierno británico revisará su trabajo con Oxfam tras el escándalo sexual

Algunos de sus directivos y cooperantes contrataron a prostitutas tras el terremoto de Haití en 2010

EFELONDRES

El Gobierno británico anunció hoy que revisará todas sus colaboraciones con la organización humanitaria Oxfam, tras conocerse que algunos de sus directivos y cooperantes contrataron a prostitutas tras el terremoto de Haití en 2010.

Un portavoz del Ministerio de Desarrollo Internacional sostuvo que "la forma en la que se gestionó ese deplorable abuso de personas vulnerables pone sobre la mesa serias preguntas que Oxfam debe responder".

"Tenemos una política de tolerancia cero para el tipo de actividades que tuvieron lugar en este caso y esperamos lo mismo de nuestros colaboradores", señaló el portavoz ministerial, que en el último ejercicio fiscal aportó 32 millones de libras (36 millones de euros) a la organización.

La ministra de Desarrollo Internacional, Priti Patel, está "revisando" la colaboración de su departamento con Oxfam y ha pedido una reunión con los responsables de la organización "lo antes posible", señaló esa fuente.

En una entrevista con el diario "The Telegraph", Patel defendió que "debe haber procesos y acciones apropiadas contra todos los que fueron cómplices de esto".

El escándalo se destapó a través de una investigación del periódico "The Times", que tuvo acceso a un informe confidencial de Oxfam en el que detallaba el resultado de la investigación interna que hizo del caso en 2011. En ese documento se revela que la ONG aceptó la dimisión de tres hombres y despidió a otros cuatro en el marco de unas pesquisas sobre "explotación sexual, descargas de pornografía, abusos de poder e intimidaciones".

Uno de los hombres que abandonó su cargo sin recibir ninguna acción disciplinaria fue el entonces director de la ONG en Haití, Roland van Hauwermeiren, que según el diario admitió haber mantenido encuentros con prostitutas en una "villa" alquilada para él por la organización humanitaria.

A pesar de esa confesión, la directora ejecutiva de Oxfam en aquel momento, Barbara Stocking, ofreció al cooperante belga una "salida por fases y digna", en lugar de despedirle, para evitar "implicaciones potencialmente serias" para la reputación de la ONG, según desveló "The Times".

Testigos citados en la investigación periodística aseguraron que entre las prostitutas que contrataron los miembros de la ONG pudo haber menores de edad, si bien Oxfam aseguró en un comunicado que nunca hubo pruebas en ese sentido.

El mismo periódico destapó hoy que Hauwermeiren, de 68 años, se convirtió tras abandonar Oxfam en el líder de la misión en Bangladesh de la organización francesa Acción Contra el Hambre, entre 2012 y 2014.

Esa ONG señaló al medio británico que Oxfam "no compartió" con ellos ninguna "alerta" sobre "su conducta poco ética" y acerca de las razones por las que había abandonado su puesto en Haití. "Es más, recibimos unas referencias positivas por parte de personal de Oxfam que había trabajado con él", señaló un portavoz de Acción Contra el Hambre.

La Comisión de Organizaciones No Gubernamentales del Reino Unido, un organismo dependiente del Parlamento británico, lamentó hoy en un comunicado que la ONG británica no admitió los motivos de la salida de Hauwermeiren en un informe sobre lo sucedido que remitió en 2011.

"El documento que nos enviaron afirmaba que no habían acusaciones ni pruebas de ningún potencial crimen sexual en el que estuvieran involucrados menores", subraya el comunicado de la comisión. "Hemos escrito a la ONG con carácter de urgencia para pedirles más información sobre los eventos en Haití en 2010, a fin de lograr una mayor claridad en este asunto", indica el comunicado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos