El exfutbolista George Weah acaricia la presidencia de Liberia

GERARDO ELORRIGA

George Weah hizo historia al convertirse en el primer y único Balón de Oro africano, y ayer también entró en los anales de la política como el candidato favorito para convertirse en el primer presidente de Liberia, un país que no ha conocido una transición pacífica del poder ejecutivo en los últimos 73 años. Algo más de dos millones de ciudadanos estaban convocados ayer a las urnas y, según las estimaciones del Comité Electoral, el pequeño Estado del golfo de Guinea conocerá su futuro dirigente en los próximos días. El antiguo jugador del Mónaco, Milan y París Saint-Germain compite en esta segunda vuelta contra el vicepresidente Joseph Boakai.

La corrupción es uno de los principales problemas de la república. Esta segunda vuelta, a la que acceden las dos listas más votadas, se ha retrasado siete semanas por la impugnación de los resultados de la primera por el contrincante de Weah. El oficialista Boakai arguyó que se había producido la venta de carnés electorales y acabó desestimando la existencia de fraude.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos