El Estado ruso sale al rescate del mayor banco privado del país

Una de las sedes del banco Otkritie.
Una de las sedes del banco Otkritie. / Maxim Shemetov (Reuters)

Moody'salertó hace una semana sobre numerosas cancelaciones de cuentas

RAFAEL MAÑUECOMoscú

Debido a los serios problemas de liquidez sufridos en las últimas semanas por el banco ruso Otkritie (Descubrimiento), el Banco de Rusia ha tenido que acudir al rescate inyectando una suma superior a 300.000 millones de rublos (más de 4.300 millones de euros) e introduciendo una administración provisional. Bank Otkritie es el mayor banco privado ruso y la octava entidad financiera del país por volumen de activos.

"El banco Otkritie continúa su actividad en régimen normal, cumplirá todas sus obligaciones ante sus clientes e incluso acometerá nuevas transacciones", reza el comunicado difundido por el regulador ruso. Según la información difundida por el Banco de Rusia, para reflotar el Bank Otkritie se han empleado por primera vez los recursos del llamado Fondo de Consolidación del Sector Bancario, creado el pasado mes de mayo.

De esta manera, el Banco de Rusia pasa a convertirse en el principal inversor de Otkritie. Los titulares privados de cuentas están exentos por ahora de hacer aportaciones a la operación de rescate. Según el diario económico ruso Védomosti, se trata de la mayor intervención llevada a cabo hasta el momento por el Estado ruso para evitar una quiebra en el sector bancario. El rotativo sitúa a Otkritie entre las 10 entidades financieras rusas más importantes del país. El ex ministro de Economía ruso, Andréi Necháev, también cree que el actual rescate no tiene precedentes en Rusia.

La debacle se desencadenó el pasado 21 de agosto, cuando el índice de calificación del Bank Otkritie descendió bruscamente. La agencia Moody's advirtió entonces de que numerosas cuentas estaban siendo canceladas ya desde mediados de año. La fuga de capital se intensificó todavía más y la liquidez se desplomó. Pero la rápida intervención del Banco de Rusia ha calmado los ánimos y el precio de las acciones de Otkritie repuntaron más de un 4%.

El Bank Otkritie fue fundado en 1992 por el magnate ruso, Vadim Beliáyev, que hoy estaba completamente inaccesible a los medios de comunicación. El presidente de la junta directiva de la entidad, Rubén Aganbeguián, también se mantiene en silencio. Entre los inversores del banco se encuentran personajes como Vaguit Alekpérov, presidente de Lukoil, y también el mayor accionista de esta petrolera, Leonid Fedún.

Fotos

Vídeos