EE UU-Corea del Norte: ¿deshielo en los Juegos de Invierno?

La Casa Blanca se plentea ahora el diálogo directo con el régimen de Kim con motivo de la presencia norcoreana en la cita olímpica

R. C. SEÚL.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, comunicó ayer a su homólogo de Corea del Sur, Moon Jae-in, la posibilidad de que la participación norcoreana en los próximos Juegos Olímpicos de Invierno en la ciudad surcoreana de PyeonChang pueda derivar en «conversaciones» entre Estados Unidos y Corea del Norte sobre la desnuclerización de la península.

Se trata de un cambio de postura, al menos en apariencia, puesto que cuando el secretario de Estado, Rex Tillerson, intentó sin éxito -y supuestamente por su cuanta- el diálogo directo con el régimen de Kim Jong-un, Trump vino a decirle que era «perder el tiempo en un esfuerzo inútil».

Un día después de la reanudación de los contactos entre Seúl y Pyongyang, Trump y Moon analizaron el diálogo intercoreano y reconocieron que sus resultados «podrían ir más allá» de la participación norcoreana en los Juegos. «Podrían en un momento dado llevar a conversaciones entre Estados Unidos y Corea del Norte sobre la desnuclearización», ha informado la presidencia surcoreana en un comunicado.

También la Casa Blanca ha incidido en el enfoque del diálogo en su nota: «El presidente Trump expresó su disposición a conversar con Corea del Norte en el momento apropiado y bajo las circunstancias adecuadas».

El portavoz de Moon, Yoon Young-chan, aseguró que Trump había garantizado igualmente que su Gobierno no llevará a cabo ninguna acción militar mientras se mantenga el diálogo intercoreano. En este sentido, ha descartado una acción inminente, según la agencia de noticias oficial Yonhap.

La conversación telefónica de ayer es la segunda que mantienen Trump y Moon en menos de una semana sobre una cita deportiva que ha adquirido un marcado matiz político. Corea del Norte enviará su propia delegación a los Juegos de Invierno de PyeonChang, donde la delegación de EE UU será cabezada por el vicepresidente, Mike Pence.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos